Noticias destacadas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Recuerdo aquellos años cuando estábamos deseando salir del colegio para llegar a casa, coger el bocadillo y salir pitando al parque, a la plaza o donde tus tardes se pasaba entre amigos haciendo trastadas que más de un día te llevaban a sufrir una merecida regañina de tus padres… pero eras feliz, eras un niño/a con estímulos, motivado y con una gran creatividad.

Había que poner en marcha esa mente para idear la trastada más gorda, no valía con ir al campo a tirarse melocotones o ir tocando timbres por las casas a las once de la noche para molestar a esas abuelas renegonas de pueblo… tenías que pensar una bien gorda para dejar tu estatus bien alto.

Preocupante… ver a los pequeños de hoy en día todo el día con la cabeza agachada, pendientes de una pantalla, donde el mayor estimulo que reciben es cibernético, no real. Los niños ya no corren por las calles como antes, ahora están pendientes de las últimas apps o  juegos. Las pequeñas peleas de barrio entre grupos de amigos donde aprendías a sacar lo más fuerte de ti, curtiendo tu personalidad…ahora se convierten en graves  insultos y amenazas que no son propias de un niño de cierta edad y sobre todo, a través de las redes. Padres de hoy, nadie se pregunta si ¿hace bien entrando en este juego? ¿A dónde estamos llegando? ¿Es que a nadie le preocupa que será de sus hijos dentro de unos años?

Hoy las familias son diferentes, la influencia de las tecnologías en la familia del siglo XXI está derivando en una desintegración de valores fundamentales y una preocupante falta de límites, tan necesarios, importantes y fundamentales para la formación de la personalidad de ese niño para el día de mañana. Me da la triste sensación de que muchos padres no son conscientes de que tanto el comportamiento que tengan frente al niño como el ambiente familiar, influye directamente en el desarrollo de esa personalidad futura y que esa falta de responsabilidad y la de límites en la educación, puede derivar en niños con graves problemas emocionales y de comportamiento. Hemos asistido a padres que nos llaman solicitando ayuda. Mi hijo de 14..16 años está enganchado al móvil, tiene comportamientos negativos, no se relaciona en casa, vive aislado en su cuarto o cuando sale está más pendiente del móvil que del entorno que le rodea del que tantos estímulos recibimos, no queda con las amigos por estar horas jugando al pc o si lo hace, no existe una comunicación fluida, no existen intereses comunes con una base racional.

Los niños recurren a los juegos cibernéticos lo cual al contrario de lo que muchos padres piensan, de manera inconsciente, están renunciando a esa creatividad, imaginación, facultad de resolución de problemas, a una falta del desarrollo sensorial pudiendo tener graves repercusiones negativas o incluso llegando a padecer comportamientos violentos para conseguir aquello que ansía.. “Si no le compro esa Tablet utiliza la violencia hasta conseguirla y no acepta un NO por respuesta”, falta de asertividad y de aceptación de límites.

En la sociedad en la que vivimos, se está fomentando un mayor analfabetismo relacional y emocional, jóvenes sedentarios con graves problemas de ansiedad que un niño no debería padecer, falta de empatía ya que les da igual que los padres tengan o no problemas económicos… él quiere esa tecnología cara que todos sus amigos tienen…y sus padres deben partirse los cuernos para dársela. La importancia del NO, está cayendo en el olvido.

Parece que pocos se preguntan, estos comportamiento destructivos en qué se puede derivar el día de mañana. En un análisis rápido hablaríamos de generaciones de personas inseguras, vulnerables o por el contrario seres maquiavélicos y ambiciosos, derivando en personas infelices por no poder conseguir todo lo que estaban acostumbrados a tener, carentes de valores importantísimos para saber comunicarse y relacionarse el día de mañana, pequeños monstruos de la avaricia, con falta de emociones hacia los demás y con baja tolerancia a la frustración, OJO, no se exagera, ya analizamos casos así. Si es cierto que no todo es malo, que las tecnologías mejoran capacidades y suponen oportunidades de desarrollo en otras áreas pero soy más partidaria de un espacio verde y un paseo.

Deseo suerte a todos esos padres que han entrado en este peligroso juego y los que por reyes, papa Noel o comuniones, regalan ese móvil, esa consola, esa Tablet de última generación pensando que les hacen un gran favor o esos otros padres que cuando están en el bar tomándose esa cerveza tan merecida, le dan el móvil al niño para que se quede embobado y no moleste, pero yo sigo pensando que es más divertido, más creativo y más estimulante salir a la calle, gritar, correr y llegar a casa manchado de barro… total la regañina de esa madre a mí me resulta la más educativa del mundo.Ω

ACTUALIDAD

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

OPINIÓN

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

CULTURA

  • Las Ranetas te dan el otoño

    La Asociación Cultural ‘Las Ranetas’ de Alcañiz ha preparado numerosas y atractivas propuestas para que nadie tenga excusa para
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

SOCIEDAD

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

CIENCIAS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

HISTORIA

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

ECONOMÍA

  • Elige comercio justo

    El sistema económico actual está regido por los principios del libre mercado. Pero no es justo ni equitativo y,
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

NATURALEZA

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política