Gran arranque de la primera nit a la fresca

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Veins al matarranya. Estación de Cretas

El día 3 de agosto se inició la primera edición de “Nits a la Fresca” con la charla de Julián Casanova sobre el 80 aniversario de la Guerra Civil española.  Veïns del Matarranya tiene organizadas tres noches más de charlas para los próximos días 6, 10 y 12 de agosto, en la Estación de tren de Cretas.

Apenas los últimos rayos de sol borraron las fachadas de la Estación, decenas de personas empezaron a tomar asiento para vivir en primera mano lo que prometía ser una noche memorable de cultura, historia, verano y buen rollo. Y las expectativas fueron sobradamente cubiertas para todos.

Sigiloso,el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza Julián Casanova apareció de entre las sombras, y enseguida un fiel seguidor suyo de la radio le asaltó para saludarle y manifestarle una admiración que seguro, aquella noche fue increscendo. Varios más le siguieron, y le contaban que eran de Chile y que venían de pueblos cercanos donde estaban pasando las vacaciones, y no habían dudado en acercarse a Cretas para poder estrecharle la mano, tras varios libros leídos.

Quince minutos después de las diez, casi ciento cincuenta personas llenaban por completo el aforo que ofrecía el teatro al aire libre de la Estación. Unos en las gradas, y los más previsores en las mesas dispuestas en primera fila. Y en ese momento, Julián Casanova cogió el micrófono y empezó a explicar historia. Durante una hora, que pasó más rápido de lo habitual, Casanova no sólo habló de la república, de la guerra y de la posguerra. También hizo reír a los asistentes con comentarios sutiles y lanzados con aquella picardía que sólo los años agudizan. Y tras la demostración de poderío intelectual de este catedrático rutilante y no mediático por voluntad propia y por culpa de Inda y de Marhuenda, llegó el turno de las preguntas, de los comentarios y de la tertulia. Que para eso habían ido. Más de diez intervenciones alargaron la velada hasta pasada la medianoche, cuando Casanova armó el bolígrafo y dedicó decenas de libros suyos. Para que todos se marcharan contentos al son cubano que hizo recordar a los presentes que aquello sólo había sido una noche de verano. La primera “Nit a la fresca”. Y lo mejor de todo es que aún quedan tres.

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política