Los flautistas de Hamelín

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Conocer la Historia no consiste en recordar fechas, éstas nos sirven para ordenarla. Los conflictos como las guerras llevan a la destrucción, y la resolución de esta sinrazón a la que se somete una sociedad sin consenso, es sin duda la única fórmula para recuperar todo lo que se ha perdido en ese periodo, que cuanto más largo, más grave y mayor es el número de las pérdidas que genera.

La Historia nos cuenta qué caminos hemos andado pero no nos debe servir para dictarnos qué caminos hemos de seguir sino para advertirnos de qué baches nos vamos a encontrar y aprendamos a salvarlos.

La Historia nos evita suponer, sabemos perfectamente qué es lo que somos capaces de hacer cuando no encontramos el consenso. Por ello y creo que con acierto, Ciudadanos ha defendido desde el primer momento la aplicación del artículo 155 de nuestra Constitución cuanto antes, con la ilusión de poder solucionar el conflicto volviendo a la situación en la que Cataluña contaba con un Parlament en el que estaban representadas todas las sensibilidades de todos los catalanes. Todo esto sin pretender quitar el autogobierno a Cataluña sino todo lo contrario, devolvérselo a todo su pueblo y no sólo a una parte. No está bien ni es legal que unos radicales se auto asignen, saltándose la ley, la potestad de acallar tantas voces. Leyes que nunca nos hemos saltado a pesar de nacer como un movimiento ciudadano indignado por el inmovilismo para no perder el poder tanto de una dinastía política como de las dinastías económicas que ejerciendo de mecenas instauraron la corrupción para hacer rica a Cataluña pero no a los catalanes, creando una brecha social que intentan tapar invirtiendo ingentes cantidades de dinero en mensajes nacionalistas y culpando al Estado central de su saqueo a las arcas catalanas.

Y aún así, cuando siempre hemos luchado por la igualdad de todos los españoles sin excepciones ni favoritismos regionales, por la eliminación de la corrupción y el blindaje a la clase política que tan alejada está de la realidad de los ciudadanos a los que representan porque desconocen su día a día, que trabajamos para conseguir una Europa abierta, igualitaria y justa, se nos tacha desde la “izquierda” de ser fascistas  o, cuando menos, de derechas.  Si el egoísmo insolidario y la creación de fronteras forman parte de vuestro proyecto, no os permito que os posicionéis a mi izquierda.  ¿Quién recuerda una izquierda tanto en Cataluña como en el resto del país reprochar a los dirigentes catalanes que lleven tanto tiempo dando prioridad a su proyecto político olvidando los problemas de su gente en la comunidad autónoma más endeudada del país? ¿Cuándo va a ser la sanidad, la educación o el bienestar de sus ciudadanos su prioridad?

Y mientras todos miran la fuga de las grandes empresas catalanas que los independentistas utilizan para sacar pecho, Ciudadanos hemos sido los únicos que hemos presentado y conseguido que se apruebe la primera Ley de Medidas Urgentes para Autónomos en toda España, a los que ni la izquierda ni la derecha han amparado ni ayudado nunca y para los que queremos conseguir en nuestra lucha por la igualdad los mismos derechos que el resto de trabajadores de este país.

Ésta es la muestra de que desde el centro se puede hacer mucho y muy bueno… eso sí, para todos.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política