Explicando qué significó la tricolor

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El pasado pleno en el Ayuntamiento de Alcañiz tuve la triste ocasión de comprobar la animadversión que en algunos sectores sigue produciendo la bandera republicana. El motivo esta vez fue la petición que desde Ganar hicimos para que durante los homenajes previstos el 3 de marzo, día en que se cumple el 80 aniversario del bombardeo de Alcañiz, ondeara la legítima bandera constitucional que en aquel momento era legal en España. Hubo una fuerte controversia cuando propusimos esta iniciativa en la bancada del PP, en el que los cuchicheos que se transmitían evidenciaban una clara muestra de disconformidad con esta iniciativa.

Y a raíz de esta polémica me gustaría explicar porqué sería lo lógico permitir que la tricolor ondee durante estos actos del 80 aniversario del bombardeo de Alcañiz.

La bandera republicana de 1931 tuvo su origen en el efímero primer periodo republicano español. El Ayuntamiento de Madrid propuso introducir el color morado en la bandera española para reflejar posiblemente el fuerte peso castellano dentro del estado español. Y por otra parte las tres bandas de igual tamaño recuerdan la tríada jacobina de libertad, igualdad y fraternidad que tanto influyó en Europa a partir del siglo XIX. Sin embargo esta propuesta del Ayuntamiento madrileño no llegó a cuajar y la bicolor siguió siendo la bandera oficial durante la I República.

Tras las elecciones de municipales de 1931, del 12 de abril, y la posterior proclamación de la II República el 14 de abril, la bandera tricolor –roja, amarilla y morada- sí fue la bandera oficial del estado español hasta la caída de ésta el 1 de abril de 1939, donde las tropas franquistas aplastaron este gobierno democrático, introduciendo al país en 40 años de dictadura, falta de libertades y aislamiento internacional.

La República Española de 1931 no fue un estado de derechas ni de izquierdas. Era un estado republicano, un estado sin rey, donde el jefe del estado era elegido democráticamente y al cual podía optar cualquier ciudadano español. Durante la II República hubo libertad política, habiendo partidos de todos los colores. La CEDA, el PP de entonces, tenía representación y ganó las elecciones democráticas en 1933. Por lo tanto no entiendo a qué viene tanta animadversión hacia la bandera republicana. Esa bandera era la de todos y todas las españolas en aquel momento; e incluso algunos regimientos del bando nacional se levantaron contra la República ondeando la legítima bandera de entonces –la tricolor-.

La único que hizo la tricolor y la democracia que había detrás, tras el golpe de estado del 18 de julio de 1936, fue defenderse de la agresión que un grupo de militares que se levantaron en armas para defender los intereses de la oligarquía española de aquel entonces aupados por los fragores del fascismo que en aquel momento imperaba en Europa.

Para muchas entre las cuales me encuentro, la bandera republicana sigue representando la igualdad, la justicia social, el feminismo, la defensa de los servicios públicos, la lucha contra la corrupción, la libertad y tantos y tantos valores que perdimos durante 40 años de dictadura.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política