Bajo Aragón Feminista: «Hacemos huelga porque nos están matando, porque estamos hartas de ‘manadas’ que violan a mujeres impunemente, porque no queremos sentir miedo, queremos sentirnos libres»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Bajo Aragón Feminista responde a una entrevista explicando los porqués de la huelga convocada, las actividades programadas para el 8M así como una reflexión sobre el estado actual de la mujer.

¿Por qué una huelga feminista?

Sería mucho más corto contestar, ¿por qué no?, pero la verdad es que, desgraciadamente, hay demasiados motivos para esta huelga.

La huelga feminista no es una ocurrencia ni una improvisación. En 2006 se produjeron dos paros, uno de mujeres polacas protestando por los planes de su gobierno para prohibir el aborto en cualquier supuesto, y el segundo de mujeres argentinas ante el brutal asesinato de una joven de 16 años, en Mar del Plata. Ellas nos dejaron el lema «Ni una menos, vivas nos queremos» que encabezaría el paro internacional del 8 de marzo de 2017.

La convocatoria de este año, ha sido la culminación de un proceso que nos han llevado a muchas mujeres a tomar conciencia de las opresiones que sufrimos y que la única forma de acabar con ellas es luchando juntas.

En España, tras varios encuentros de mujeres a nivel estatal el último de ellos realizado en Zaragoza, se decidió sumarse a la convocatoria internacional de huelga feminista, estructurando esta en cuatro ejes. Huelga laboral, de cuidados, de consumo y estudiantil.

¿Y por qué?, nos preguntan. Porque nos están matando, los asesinatos por violencia machista no cesan y no existen criterios claros para proteger a estas mujeres y sus hijas e hijos.

Porque estamos hartas de manadas que violan a mujeres impunemente, y de que se nos cuestione, se nos ponga en duda. Porque no queremos tener miedo, queremos sentirnos libres.

Porque existe un techo de cristal para nosotras, por la brecha salarial, las aragonesas cobramos 6.353 menos al año por hacer un trabajo de igual valor que los hombres, porque los trabajos feminizados son trabajos más precarios.

Porque no aparecemos en los libros de texto, por la división sexual en los itinerarios de estudio y porque queremos una educación pública, feminista y de calidad.

Para ser dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos y nuestras vidas, y evitar que mercantilicen nuestros cuerpos.

Porque los recortes en sanidad, servicios sociales y dependencia se hacen a costa del tiempo y el trabajo de las mujeres, por la doble jornada laboral que realizamos, porque los trabajos reproductivos y de cuidados recaen sobre nosotras, se invisibilizan y no se valoran.

Y desgraciadamente podríamos seguir, y no estamos dispuestas a callar, ya no. Esta huelga es un grito, es ponernos de pie, plantarnos y decir basta.

¿Qué actividades vais a realizar durante el  8 de marzo?

Más importante si cabe que las actividades que se desarrollaran el 8 de marzo, está siendo el proceso hacia el mismo. Un largo recorrido de asambleas, cines, debates y encuentros que nos permiten reflexionar, debatir y compartir luchas con otras mujeres. 

Tomar conciencia de que juntas somos poderosas e ilusionarnos al ver como cada vez somos más, que nos vamos encontrando y reconociendo por los distintos pueblos del Bajo Aragón Histórico. 

Para el día 8 aún estamos cerrando cosas, pero sí sabemos que vamos a PARAR, vamos a hacer HUELGA y lo vamos a compartir con el resto de mujeres por distintos pueblos con nuestra caravana del 8M. La caravana la empezaremos en Caspe a las 10:00h informando sobre la huelga, continuaremos hasta Alcañiz donde a las 12:00h se realizará una acción, de allí nos iremos hacia Alcorisa donde a las 17:00h nos concentraremos en la plaza, por último todas juntas seguiremos hasta Andorra para acabar en una manifestación a las 19:00h desde la Plaza del Regallo.

Pero estamos seguras de que esto no acabará aquí, tenemos que pensar cómo gestionar nuestra lucha, nuestra unión, la fuerza y el apoyo que nos damos las unas a las otras para cambiar este sistema devastador que genera desigualdad y sufrimiento en muchísimas personas. Este sistema económico devastador cuyo objetivo es sostener los privilegios de unos pocos sobre las espaldas, entre otros, del colectivo que formamos las mujeres.

¿Cuánto falta para una verdadera igualdad entre mujeres y hombres?

No sabemos cuánto tiempo falta, pero sí sabemos que llevamos demasiado tiempo sufriéndolo y no estamos dispuestas a espera más.

Si bien es cierto a nivel legislativo se han conseguido ciertos avances en el camino hacia la igualdad, debemos ser conscientes que todavía hay distancia entre la igualdad formal y la igualdad real por desgracia no conseguida. En el día a día seguimos sufriendo discriminación en el plano físico, legal y simbólico.

Lo que sí tenemos claro es que sólo luchando lo conseguiremos, los cambios no se suceden por arte de magia, se conquistan y lo estamos demostrando.

¿Cuál será el papel de los hombres en esta huelga?

La huelga del 8 de marzo, no es una huelga al uso, va más allá de las huelgas tradicionales, es una huelga de mujeres y en los cuatro ejes. Uno de los objetivos de la huelga será poner en valor la contribución de las mujeres en todos los ámbitos de la vida, es por ello que sólo se convoca a las mujeres para que se visibilice su ausencia.

La huelga está concebida para mostrar que nuestro trabajo es mucho más de lo que se aparenta. Qué  pasaría si dejamos de cargar con ese trabajo invisibilizado que nosotras llevamos a las espaldas para que la sociedad capitalista siga funcionando.  Vamos a demostrar que si nosotras paramos, se para el mundo.

Creemos que los hombres deben apoyar, pero no liderar. Los hombres que quieran participar de esta huelga deben ser aliados y facilitar que sus parejas, sus amigas o compañeras puedan realizarla. ¿Cómo?, ocupándose de los trabajos de cuidados, cubriendo a sus compañeras en los servicios mínimos, difundiendo la huelga , colaborando con nosotras y sobre todo nos gustaría que tomaran el 8M como una oportunidad para reflexionar sobre la desigualdad estructural, múltiples aspectos como la brecha salarial, los privilegios, los trabajos feminizados o reparto de tareas domésticas. Resumiendo, que nos gustaría pues que apoyaran y reflexionaran.

¿Qué les diríais a las mujeres que no quieren hacer huelga porque es política?

Les diríamos que pierdan el miedo a la palabra “política” y  la política misma. Las feministas pusieron de relevancia hace muchos años ya, que los obstáculos de las mujeres no eran individuales o familiares sino políticos, que su avance en la igualdad requería poder político real, poder para cambiar de forma efectiva sus condiciones de discriminación estructural.

Que revisen  a Kate Millet y su gran lema utilizado en los años 60: ‘Lo personal es político’. Lo personal es político porque no se puede aislar la política, es decir el poder de organizar y decidir el destino de toda la sociedad, de las estructuras de poder económico, político, social y cultural. Las condiciones personales de una mujer no son circunstancias producidas aisladamente del resto de la sociedad, sino consecuencia de los condicionantes colectivos que nos afectan como tal. Esos conflictos de poder colectivo son el objeto político, y nos debemos dirigir hacia unos valores democráticos reales de igualdad, libertad, solidaridad, justicia, etc.

  También vamos a luchar   por ellas, por las que no hacen huelga, porque el feminismo es generoso y sororal y que piensen en que hay mucho que cambiar y tenemos fuerza para hacerlo porque si nosotras paramos, se para el mundo.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política