La Ruta Íberos en el Bajo Aragón cumple diez años de actividad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En marzo de 2007 se constituyó el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragóncon la finalidad de proteger, conservar y difundir un rico patrimonio arqueológico hasta entonces apenas valorado. Pasados diez años el balance de su actividad e incidencia sobre el territorio es claramente positivo.

Un innovador proyecto de turismo cultural

Los primeros pasos para la creación de la Ruta Iberos en el Bajo Aragón comenzaron en 2004 con la elaboración de un proyecto de turismo cultural que tenía como principal objetivo la recuperación y puesta en valor de un rico patrimonio arqueológico, en buena parte olvidado y abandonado, en el área bajoragonesa. El desarrollo del proyecto y la gestión de ese patrimonio, con el asesoramiento de un comité científico, implicaba la participación de diversas administraciones públicas  tanto en la financiación y mantenimiento de los sitios a proteger como en la toma de decisiones para su gestión. Con estas premisas, un total de 22 entidades públicas (12 Ayuntamientos, 5 Comarcas, tres grupos Leader, Diputación de Teruel y Gobierno de Aragón) crearon en 2007 el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón. En 2011, se retiraron del proyecto los grupos Leader, cuya colaboración fue decisiva para su puesta en marcha inicial, y se añadieron la Diputación Provincial de Zaragoza y Turismo de Aragón. Desde entonces este Consorcio gestiona la Ruta de los Iberos del Bajo Aragón, no solo como un patrimonio a proteger y conservar, sino como un claro recurso de desarrollo sostenible en el medio rural. En sintonía con los criterios de la Organización Mundial del turismo se pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida y del medio natural de la comunidad receptora y de su territorio, facilitando a los visitantes experiencias de calidad y colaborando en la conservación y protección del patrimonio cultural.

La Ruta incluye como principales atractivos una veintena de yacimientos arqueológicos excavados y señalizados y una red de once pequeños centros de visitantes con contenidos temáticos distintos. Pero, además de estos recursos patrimoniales, y sin olvidar los programas de investigación, el proyecto ha promovido y colaborado en muchas otras actividades: ferias, eventos, jornadas, concursos, talleres, campañas de dinamización y didáctica, recreaciones, gastronomía, formación, artesanía, servicios, etc.

Todo ello ha incidido en una progresiva concienciación de la población local sobre el valor del patrimonio arqueológico como recurso de desarrollo y ha favorecido la participación de otras entidades públicas y privadas que han puesto en marcha diversas iniciativas de amplia aceptación social cuyo principal referente lo constituye la cultura ibérica.

 

Características del proyecto

Entre los aspectos positivos del proyecto Iberos en el Bajo Aragón, que en los últimos diez años se han podido constatar, habrá que destacar los siguientes:

Es un proyecto que parte del propio territorio con la implicación directa de pequeños ayuntamientos y comarcas que participan tanto en la toma de decisiones como en su mantenimiento y mejora.

Existe una gestión conjunta de todo el proyecto que incluye 20 yacimientos arqueológicos y 11 centros de visitantes.

Es un proyecto generador de empleo. En la actualidad crea unos 15 puestos de trabajo, si bien todos a tiempo parcial, destacando que un 75% de ellos estan ocupados por mujeres.

Los centros de visitantes realizan al mismo tiempo las funciones de oficinas de información turística en las pequeñas localidades en las que se emplazan.

El proyecto incluye no solo la recuperación y conservación del patrimonio arqueológico, sino también el natural y el paisajístico, y tiene una directa relación con la gastronomía, los productos agroalimentarios tradicionales y la artesanía.

El modelo de organización y gestión de la Ruta es transferible a cualquier tipo de patrimonio cultural y arqueológico, especialmente en áreas rurales.

Resultados e incidencia

A pesar del duro ajuste y reducción presupuestaria del proyecto por la reciente crisis económica, se han conseguido en apenas 10 años varios objetivos que hace un tiempo parecían inalcanzables. Entre ellos habrá que mencionar en primer lugar la recuperación y puesta en valor de un importante y rico patrimonio que en muchos casos permanecía totalmente abandonado; el aumento de la concienciación de la población local sobre la importancia del patrimonio arqueológico y cultural como recurso sostenible de desarrollo en el medio rural; el mantenimiento e incremento de la investigación y divulgación cultural gracias a la realización de excavaciones, estudios, jornadas y publicaciones; la creación de empleo en el medio rural con especial incidencia en las mujeres; el aumento de actividades promovidas por entidades públicas o privadas que han organizado ferias y eventos de gran aceptación pública, teniendo como base la cultura ibérica, etc.

Uno de los últimos logros, en estos momentos en fase ejecución, ha sido la obtención de una ayuda del FITE (Fondo de Inversiones de Teruel) gracias a la cual se está llevando a cabo la renovación de la señalética deteriorada instalada en los últimos años en los yacimientos; la conservación y protección de estructuras en lugares objeto de investigación como el espectacular alfar ibero-romano de Mas de Moreno de Foz Calanda; la mejora de la musealización y de los equipamientos en diversos centros de la Ruta con especial intervención en el CIBA de Alcañiz; la instalación de elementos de protección y conteo de visitantes en yacimientos, etc.

Pero a pesar de todos estos logros, creemos necesario continuar con la mejora y diversificación de las actividades relacionadas con el patrimonio y la cultura ibérica. Por este motivo, está previsto elaborar en esta anualidad un Plan Estratégico para los próximos años que permita, por un lado, seguir singularizando el territorio del Bajo Aragón desde el punto de vista del turismo cultural y arqueológico, pero sobre todo, para seguir contribuyendo al desarrollo cultural, económico y de fijación de población en un territorio eminentemente rural y envejecido que, hoy por hoy, sigue teniendo ante sí un futuro complicado. Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política