El yacimiento íbero-romano de El Palao. Un nuevo Bien de Interés Cultural para Alcañiz

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ciudad de Alcañiz va a duplicar en los últimos años el número de monumentos o sitios declarados Bien de Interés Cultural (BIC). A los anteriormente reconocidos conjuntos del Castillo calatravo, Lonja-Ayuntamiento, Iglesia de Santa María y abrigo de Val del Charco del Agua Amarga se han sumado recientemente tres nuevos abrigos con arte rupestre (Corral de Las Gascas, Mas del Obispo y Barranco del Muerto) y, próximamente, El Palao, todos ellos a instancias del Taller de Arqueología de Alcañiz. La declaración de BIC supone la máxima categoría de clasificación de un Bien Cultural lo que conlleva una serie de medidas de protección para esos monumentos y su entorno inmediato. En este artículo explicaremos por qué se declara BIC un monumento o sitio, para qué sirve esa declaración y qué medidas de protección conlleva.

20180902-vista-aerea-el-palao 

Vista aérea de El Palao

¿Qué es un BIC y para qué sirve su declaración? El ejemplo del castillo de Alcañiz

La Ley 3/1999 del Patrimonio Cultural Aragonés, actualmente en vigor, define el Patrimonio Cultural como “el conjunto de elementos naturales, o culturales, materiales e inmateriales, tanto heredados de nuestros antepasados como creados en el presente, en el cual los aragoneses reconocen sus señas de identidad, y que ha de ser conservado, conocido y transmitido a las generaciones venideras, acrecentándolo. El Patrimonio Cultural es un bien social, por lo que su uso ha de tener la finalidad de servir como factor de desarrollo integral al colectivo al que pertenece, adquiriendo así el valor de recurso social, económico y cultural de primera magnitud.”

La Ley de Patrimonio de Aragón considera tres categorías de bienes: los declarados de interés cultural (para los bienes más relevantes con la máxima categoría de protección), los catalogados y los inventariados, todos ellos integrados en el Censo General del Patrimonio Cultural de Aragón. La Ley precisa que los sitios o edificios declarados Conjuntos de Interés Cultural, deberán expresar claramente su delimitación y el entorno afectado así como la relación de las edificaciones relevantes existentes en el mismo con el fin de asegurar su protección.

En la historia reciente de Alcañiz disponemos de un caso muy claro y didáctico sobre la utilidad de declaración de medidas de protección para un monumento local. Hace justo ahora 100 años, en octubre de 1918, el ayuntamiento en pleno presidido por D. José Bríos Bardavío, aprobó de un plumazo la demolición del castillo de Alcañiz, entonces convertido en una enorme ruina a la que no se encontraba ninguna utilidad práctica. Se proponía construir en su lugar, tal como consta en el acta correspondiente, “una barriada nueva que sanee la población, facilite viviendas en ella y dé a la misma aspecto de moderna urbe”. Por fortuna, no pensaron lo mismo ni llevaron a cabo semejante propuesta las posteriores corporaciones y a los pocos años, en junio de 1925, la Dirección General de Bellas Artes y la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades declararon la parte medieval del castillo de Alcañiz como “monumento arquitectónico-artístico”, equivalente a la actual declaración de Bien de Interés Cultural. A partir de ese momento comenzó la lenta recuperación del castillo de Alcañiz y hoy, pasado justo un siglo, podemos presumir de tener uno de los castillos más importantes y mejor conservados de Aragón y, además, con un uso continuado de actividades turísticas, económicas y culturales, algo impensable para la corporación que decidió demolerlo hace 100 años.

Inicio del expediente para la declaración de El Palao como Bien de Interés Cultural

El pasado 27 de julio, el Boletín Oficial de Aragón (BOA), publicó una Resolución de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón con la que se inicia el expediente para la declaración del yacimiento arqueológico de El Palao de Alcañiz (Teruel) como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Conjunto de Interés Cultural- Zona Arqueológica, es decir: “un lugar o paraje donde existen bienes muebles o inmuebles susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica, hayan sido extraídos o no, tanto si se encuentra en la superficie, en el subsuelo o bajo la superficie de las aguas”. Con la publicación de esta resolución se abre un período de información pública y de alegaciones para los posibles afectados por el plazo de un mes, si bien la incoación del expediente conlleva la aplicación inmediata y provisional del régimen de protección establecido para los Bienes de Interés Cultural del Patrimonio Cultural Aragonés, así como la suspensión de las licencias municipales relativas a todo tipo de obras o actividades en la zona afectada. La declaración de BIC debe ser resuelta en el plazo máximo de 18 meses a partir del inicio de la incoación de expediente. La finalidad principal de esta declaración de BIC es la de asegurar la conservación y protección de un importante yacimiento arqueológico, apenas explorado, que constituye el principal núcleo urbano del Bajo Aragón en la Antigüedad.

En el inicio del expediente de BIC de El Palao se definen con precisión a través de una relación de puntos geo-referenciados tanto la delimitación del yacimiento (en este caso, conformado por el cerro de El Palao y por dos cordones rocosos próximos catalogados como yacimientos por la presencia en ellos de restos arqueológicos) como de su entorno inmediato, actualmente dedicado a cultivos de regadío. La Ley del Patrimonio Cultural Aragonés prevé que la declaración de Conjunto de Interés Cultural pueda afectar al entorno del bien que se proteja, debiendo delimitar su superficie en la misma declaración con la finalidad de controlar posibles alteraciones que puedan afectar los valores propios del Conjunto de Interés Cultural o de su contemplación.

En el caso de Alcañiz este control ya ocurre con los monumentos y entornos del Castillo calatravo, de la Lonja-Ayuntamiento, Iglesia de Sta. María y los 4 abrigos con pinturas rupestres hasta ahora catalogados. Tanto los edificios como los campos de labor situados en los entornos de estos monumentos están sujetos a unas condiciones especiales para evitar afecciones al BIC. En el caso concreto del entorno de El Palao este control deberá realizarse, probablemente, en aquellas obras que afecten al subsuelo o a los proyectos de determinadas construcciones que pudieran alterar de forma sustancial el paisaje o el medio actualmente existente debiendo ser aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio de Teruel que dictaminará, en su caso, las medidas a tomar.

20180902-caballo-iberico-el-palao

Escultura de un caballo encontrada en El Palao

 

El Palao: el mayor yacimiento arqueológico del Bajo Aragón

El yacimiento ibero-romano de El Palao se sitúa sobre un cerro aislado y amesetado a unos 5 km al suroeste de la ciudad de Alcañiz y ha sido objeto de diversas campañas de excavación desde comienzos del siglo XX. Actualmente está integrado en la Ruta Iberos en el Bajo Aragón que gestiona el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón y se está desarrollando sobre el mismo un proyecto de investigación en el que participa un amplio equipo de arqueólogos. Los hallazgos hasta ahora realizados, que apenas cubren un 5% de la extensión del yacimiento, han puesto de manifiesto la indudable importancia arqueológica e histórica de este lugar.

El anexo descriptivo que acompaña a la Resolución del ejecutivo aragonés para su declaración como Bien de Interés Cultural define El Palao como “la aglomeración más importante de la parte central del Bajo Aragón, entre los valles del Martín, el Guadalope y el Matarraña”, y especifica que, salvo el Cabezo de Alcalá de Azaila, “ningún otro yacimiento ibero-romano del Bajo Aragón dispone de tales medios, tanto desde el punto de vista de la implantación, como de las comunicaciones y el control del territorio”. Las investigaciones hasta ahora realizadas confirman que el yacimiento fue ocupado entre los siglos VII a.C. y finales del I d.C. Tras su abandono, todavía fue utilizado esporádicamente como lugar de enterramiento al menos hasta época bajo imperial romana (siglo IV d.C.).

¿Es una noticia positiva o negativa para Alcañiz?

No cabe duda que las declaraciones de BIC y de protección de sus entornos, al igual que la ejecución de muchas obras de interés público y social (hospitales, carreteras, pantanos…,) pueden causar perjuicios a los propietarios de los terrenos afectados en los que se ubican esas infraestructuras pero, en definitiva, su ejecución trata de buscar el bien común y el interés público no solo para los habitantes del presente sino también para los del futuro. En este sentido, nos llama la atención el distinto tratamiento que la noticia de declaración de BIC de El Palao ha tenido en los medios de comunicación. Mientras la mayor parte de los medios lo consideran una buena noticia al incrementar y proteger el patrimonio de Alcañiz, que es de todos, otros medios insisten sobre todo en los perjuicios que pueden causar a los agricultores del entorno de El Palao poniendo en duda incluso la propia delimitación del entorno de protección que aparece claramente reflejada y detallada en la Resolución del Gobierno de Aragón. Hay, además, un periodo para realizar las alegaciones que se consideren oportunas y a ellas responderá el Gobierno de Aragón. El inicio del expediente de declaración de BIC de El Palao es, con toda seguridad, una buena noticia para todos los alcañizanos, incluidos los agricultores de su entorno y sus descendientes que van a ver cómo sus tierras, que pueden seguir trabajando exactamente igual que hasta ahora, tendrán un valor añadido al situarse junto a un monumento de un valor excepcional. Una mirada corta y simple sobre la protección de nuestro patrimonio, como la de la corporación municipal que decidió derribar el castillo de Alcañiz hace ahora cien años, acaba siendo con el paso del tiempo incomprensible.  

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política