«Nosotras apostamos por educar en valores humanos para vivir más felizmente y con menos complejos»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Sonia Lanuza dirige el original proyecto de La Cucarachona, donde el teatro sirve de guía y herramienta para cultivar toda una serie de valores humanos que fomentan el crecimiento personal y la pérdida de complejos.

¿Cómo te decidiste a montar un proyecto como La Cucarachona?
Nunca me había planteado montar un proyecto como La Cucarachona. Cuando volví  de Barcelona habiendo terminado mis estudios de Teatro y Antropología Social y me planteaba sólo estar y vivir en Alcañiz de nuevo para hacer comunidad y poder ofrecer todo lo que había estado aprendiendo fuera, no sabía de qué manera.  Empecé a trabajar como trabajadora social en Alcorisa con la Fundación Kalathos con el proyecto del Albergue de Alcorisa.  En poco tiempo me pidió un grupo de mujeres de Alcañiz que les diera teatro, después quisieron sus hijas y después otro proyecto en el Instituto con profes y alumnos.  Tras tres años y dar a luz a mi hija, reconsideré seguir trabajando en Alcorisa y decidí apostar por el teatro desde un local y juntar los grupos que tenía.  Así surgió el proyecto. La Cucarachona ha ido madurando y haciéndose a la población de Alcañiz, poco a poco, a fuego lento y y con mucha intuición. 

La Cucarachona tiene el subtítulo de Teatro y Educación. ¿Cómo definías lo que haces?
LA CUCARACHONA, EDUCACIÓN Y TEATRO es un proyecto que conecta los mundos del teatro y de la educación.  Por un lado ayudamos a renovar y fomentar el aprendizaje integral a través del teatro y las dinámicas del juego, y por otro que, a través de sus talleres, se realice un trabajo de educación en valores, se estimule la motivación, la participación y la colaboración, se busque reinventar las relaciones interpersonales y se creen expectativas individuales y de grupo. Nos encanta que la gente se relacione, pero no sólo desde lo mental sino también desde la acción, rompiendo prejuicios. A aprender se aprende haciendo, actuando y desarrollando el pensamiento práctico.  

¿En tus clases tienes todas las edades, desde los más pequeños hasta los adultos. ¿Qué puede aportar el teatro al desarrollo vital de las personas?
El teatro es una herramienta muy potente de desarrollo personal.  Lo que se hace en la Cucarachona no es sólo montar espectáculos, también hay un trabajo interno, de evolución personal, de romper límites y de desarrollar aptitudes y habilidades.  La creación personal es importante, desde sesiones divertidas y amenas, donde la persona se evade y se crea un universo paralelo.  El universo teatral donde todo puede ocurrir y donde podemos ser quienes queramos ser.  Y eso es educación también, porque se puede dirigir hacia donde se quiera.  Nosotras apostamos por educar en valores humanos, trabajando las emocionales, el cuerpo, la voz y la escucha, y todo para vivir más felizmente y con menos complejos.

En las actuaciones públicas que realizas con tus alumnos, siempre donáis el dinero de la recaudación a un proyecto solidario. ¿cuáles son las próximas actuaciones que tienes previstas y a qué proyectos solidarios te gustaría seguir ayudando?
Siempre me ha gustado, desde mi filosofía de vida, poder hacer siendo que llegan las cosas más lejos de lo que una pueda llegar, así que igual mi formación en Trabajo Social y mis experiencias iniciales con el teatro desde una dimensión social y feminista con un grupo de mujeres de Zaragoza, han hecho que haga las cosas como las hago.  Me gusta colaborar con los espectáculos hacia una Asociación de proyecto social vinculada a gente de Alcañiz que necesiten apoyo. Estamos intentando llegar a todas.  Si alguna no le ha llegado la información solo tienen que ponerse en contacto con nosotras.  La solidaridad es clave para crear una sociedad de apoyo mutuo, y la concienciación, el amor y la empatía es lo que me mueve, así que así seguiremos.  Nos hemos puesto en contacto con Pro Salud Mental porque no hemos participado todavía con ellos, así que lo próximo será para ellos.

La Cucarachona es un "ser vivo" que va variando según el contacto con la gente que vas trabajando... ¿hacia dónde crees que irá en un futuro este proyecto?
Que será será... pues no lo se, llevo 7 años dando teatro ya, también tengo ganas ahora de actuar, voy próximamente tres semanas a Madrid con "La Casa de Bernarda Alba" de Santiago Meléndez. La Cucarachona será lo que los alumnos quieran que sea... si quieren seguir saliendo en espectáculos, los montaremos, si quieren que lo que se aprenda se quede en el local, se quedará. Sonia Bel y Merche Pardo son dos excelentes profesoras que han aparecido en mi camino y tienen suficientes recursos y formación para hacer la Cucarachona más grande, sobre todo con proyectos por la provincia de Teruel.  Me encantaría en el futuro poder hacer intercambios entre grupos de teatro de otros pueblos que también damos teatro ya (La Ginebrosa, Torrecilla, Valjunquera, Samper y Escatrón). Poder hacer Cabarets intercomarcales.  Campeonatos de improvisación.  Teatro en inglés.  Gincanas teatrales.  Proyectos turísticos con escenas de teatro... la lista es interminable... Ω

 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política