Desde Ibiza con amor y reciclaje

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Desde hace ya unas décadas, su forma de vida pausada, su energía y el slowlife que la define han convertido la isla de Ibiza en el hogar de gente diversa, entre ellos artistas que desde finales de los 50 cautivados por su esencia, se establecieron en la isla, y transformaron sus sueños e ilusiones en una nueva forma de entender el mundo.

Este mes, presumiendo de espíritu aventurero, a pesar de las bajas temperaturas nos sumergimos en el Mediterráneo dispuestos a cruzar las 157 millas que separan el puerto de Barcelona de Ibiza para charlar con Juan Mulet, natural de Alcañiz, amante del arte del reciclaje que habita en la isla balear junto a su familia desde hace ya 11 años.


 

 

¿Queda algo de la Ibiza hippie que fue en el pasado?

Tal y como se recuerda por los lugareños la verdad nada tiene que ver con la isla de aquel momento, ese aire de libertad, diversión y respeto, donde cada uno se expresaba felizmente, lo que conocemos como "el hippie" de los años 60, libertinaje de unos para asombro de otros, provocó un ambiente de convivencia difícil de entender entre payeses muy tolerantes y permisivos con  aquellas personas que aparecían por aquí sin saber de donde ni por que. Tan dispares y a su vez tan diferentes, deambulaban por esta bellísima isla brotando amor. Pero respondiendo a tu pregunta, claro que sí, por muchos años, algunos han quedado, y cuanto menos  han sabido explotar muy bien el mito de lo que aquí sucedió, en edades hoy entre 75- 80 años ya retirados en su madurez, al margen de aquello, conocemos muy bien los mercados hippies, y fiestas que hacen alusión a esos momentos y que todos celebramos y visitamos siendo protagonistas de nuevo de esa herencia que dejaron y no deja de ser rentable para unos y los otros, tanto por compartir una experiencia, como económicamente por el dinero que reporta.

¿Cuéntanos cómo llegaste a la isla?

En barco, a verte a ti, a hacer turismo con mi pareja y descubrir una nuevo concepto de vivir. 

¿Viniste con proyectos o fue mas un dejarse llevar?

Bueno un cambio, necesitábamos cambiar el ritmo, desconectar, boom inmobiliario, boda, préstamo...

Pero íbamos a Malta en principio, trabajábamos para una ingeniería comercializando gas, autónomo cobrando a 2 y 3 meses, liquidamos cuentas y tras contrastar impresiones con un buen amigo que recién volvía de Malta, decidimos probar aquí un verano a tiempo de volver, en realidad no estás tan lejos ¿no? y aquí seguimos.

¿Tuviste a lo largo de estos años la oportunidad de desarrollarte en el mundo del reciclaje?

Inexcusablemente sí, es mi compañero. Allá donde vaya hay algo que merece una oportunidad, dársela me hace sentirme bien. En ese instante por el hallazgo y después por la evolución y el proceso de renovación que se le aporta al residuo.

¿Existen actividades a nivel local para incentivarlo?

Bueno, tal y como lo conocemos reciclar esta de moda. Si es papel, vidrio, plástico, aluminio, lo depositamos en el contenedor o lo llevamos al punto limpio. Pero a nivel domestico no tenemos esa mentalidad tan arraigada y disponemos más del circuito comercial que del aprovechamiento y reutilización de lo ya adquirido. Desechamos para volver a comprar, eso nos engrandece, sin embargo a mi cada vez mas me produce el efecto contrario,. Reciclar me produce satisfacción creo que soy más original haciendo algo con un desperdicio que comprándolo. Mas que en un creador de objetos te conviertes en un realizador de eventos que incorporan el azar, el espacio y el tiempo dando lugar a una obra efímera y conceptual.

¿De qué recursos disponen los artistas?  ¿Se sienten apoyados por las instituciones o lo consideras mas fruto de la iniciativa personal?

Mas que disponer de recursos, considero al artista un generador de recursos. Ahora bien, reciben apoyo facilitando un espacio para el acto en si u obra a realizada, mediante ayudas, subvenciones... lo que conlleva en ocasiones una censura a lo que la obra expresa quedando limitado el verdadero pensamiento del artista. Sin embargo de lo que se trata es de romper con la ideología de la sociedad dominante desde una perspectiva diferente tratando los mismos temas que la cultura “seria”. Para el capitalismo el concepto de innovación es el reflejo perfecto de la “lógica del desecho” que conlleva la obsolescencia programada.

¿Que referentes tienes?

Corrientes artísticas recientes y movimientos artísticos relacionados con el arte protesta, como la Bauhaus imaginativa, el Fluxus, Dadaísmo, el punk o cualquier otro movimiento que tengamos a nuestro alcance que sea símbolo de paz y libertad.

¿Qué materiales utilizas?

Aquello que aparece en mi vida inesperadamente, desde un trozo de juguete, materiales desechados en los lugares de trabajo, aquellos que me inspiran algo cuando los veo, etiquetas de aeropuerto, tickets de cine, metro, carpetas portafolios, chapas... Sobre todo hay que hacer un equilibrio entre lo que coges y lo que puedes almacenar, por eso a veces hago acopio de objetos pequeños, que luego inspiran la obra, aunque siempre está el riesgo de acumular y convertirte en un Diógenes y eso no mola. Los collage me gustan, el ultimo con pegatinas de Ibiza en una maleta rota, me sirvió para viajar a Ámsterdam y a la península estas navidades. Murió destrozada al facturarla en el viaje de vuelta. A cambio, la compañía me pone una en casa nueva, El collage de pegatinas aun lo tengo. Cola, precinto de doble cara…

¿Cuál es la finalidad última de lo que haces?

El diseño, lo que puede llegar a ser, el mensaje, el aprecio, el hacerlo tuyo de verdad. Es como cuando forraba un libro cuando era pequeño y personalizaba el papel con aquello con lo que me identificaba.

Los mercadillos de artesanía y de segunda mano, son parte esencial del paisaje isleño, ¿con cuál te quedarías?

En estos mercados experimentas una sensación muy diferente con las gentes que acuden y los que regentan los puestos. Personas tan variopintas, la música, los puestos de jabones, cuero, lanas, complementos, sombreros, abalorios,.. mención especial a Zenzele y Suzannne que regentan su puesto African Recycle Art (www.zenzele.net).

Los dos tienen mucha afluencia. El de Sant Jordi, todos los sábados por la mañana en el Hipódromo, increíble. Y el de los domingos en Cala Leña también por la mañana; no tan comerciales pero donde tú mismo puedes arrendar tu parcela y vender o comprar ropa, herramientas, antigüedades, plantas, música… y pasar la mañana e incluso apuntarte a comer a una paella multitudinaria en el segundo.

Me gustan los dos, son muy diferentes, uno en el sur y el otro en el norte, marcan estilos y conceptos diferentes hasta bien entrada la tarde, depende de lo que uno busca.

Aunque todavía existen lugares de una increíble belleza natural, la realidad de Ibiza al igual que la del resto de la costa española es que en estas ultimas décadas está siendo victima de un crecimiento excesivo, incremento brutal del consumo de recursos. Consecuencia de ello es una degradación medio ambiental preocupante. La principal causa de este desequilibrio: el turismo masivo. ¿Dónde está el límite? Este panorama esta avocado a tomar medidas, mediante implantación de la Ecotasa, limitación de llegada de vehículos a la isla, el alquiler turístico controlado... Acciones de actuación sobre la limpieza de las playas y zonas naturales o espacios protegidos, pero bueno esto daría para otra entrevista, para concluir, gracias por participar y reciclar.Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política