La Ojinegra y El Morral

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Belén junto a su pareja Xavi regentan en la localidad de Alloza una entrañable casa rural llamada La Ojinegra, además completan la oferta con un restaurante ecológico dentro de la misma casa denominado El Morral. El proyecto es una apuesta decidida por nuestro territorio, por nuestras materias primas gastronómicas y por el respeto absoluto al medio ambiente. 

 Belén, ¿desde cuándo comenzáis con La Ojinegra y por qué decides volver a Alloza para desarrollar un proyecto tan personal como éste?

Nos vinimos a vivir a Alloza en el año 2002, con la finalidad de poder tener una familia en contacto con la naturaleza y crear nuestro propio lugar de trabajo. 

Turismo Rural La Ojinegra es un alojamiento sostenible que ha ido cambiando en función del perfil de los usuarios y con nuestro propio crecimiento. Un alojamiento que no sólo altera un lugar al convertirlo en producto, sino nuestra capacidad para apreciar la realidad. Viajar debería ser una vía de experiencia y conocimiento, pero ha entrado en una dinámica cuya máxima parece ser la cultura del entretenimiento, alejarnos de la realidad, conducirnos a lugares de diseño o ensueño que no existen y no vinculados al territorio.

Entre estas conclusiones están el sensibilizar acerca de criterios de sostenibilidad, acordes con las nuevas demandas de un consumo respetuoso con los recursos naturales y las culturas locales, para una acción positiva entre los usuarios y en el entorno. A raíz de ello, tenemos la certificación de Ceres Ecotur, un certificado que toma como referencia el sistema de calidad ecológico europeo ECEAT, bajo criterios de sostenibilidad que miden el nivel de compromiso medioambiental, socio-cultural y económico con el destino.

Sin lugar a dudas el restaurante El Morral es un atractivo para pasar de visita a La Ojinegra, ¿explícanos que hay detrás del subtítulo restaurante ecológico, cómo trabajáis este concepto?

El Morral de La Ojinegra es un restaurante ecológico con mención “Restaurante Km 0″de Slow Food y con la certificación de eco-gastronomía de Ceres-Ecotur. Forma parte de la casa rural La Ojinegra, en Alloza (Teruel). Elaboramos a fuego de leña, platos con ingredientes ecológicos certificados, de proximidad y comercio justo para una cocina sana, sencilla, ética y natural. Por la sostenibilidad y aprovechamiento de los recursos alimentarios, por respeto a los países no desarrollados, trabajan con cita previa.

En El Morral contribuimos al desarrollo rural con la conservación y fomento de las tradiciones gastronómicas autóctonas de la zona, investigando y recuperando recetas antiguas de nuestra cultura gastronómica.

Trabajamos con pequeños agricultores/as- ganaderos/as que cada semana nos proporcionan alimentos de variedades y razas autóctonas preservando la biodiversidad local. Así mismo, trabajamos con pescadores artesanos respetuosos con el mar al participar activamente en el proyecto “Ecopez” de la Fundación Lonxamar, para una pesca sostenible y un consumo responsable.

¿De qué valores te gustaría empapar a tus hijos cuando te ven trabajar y a los clientes cuando os visitan tanto en el restaurante como en la casa rural?

A nuestros hijos, Blas y Yoel que vean en nosotros personas evolutivas que avanzan con el tiempo siendo constantes. Transmitiendo que el trabajo ha de ser digno y hacerte feliz. Ha de ser respetuoso y consecuente con la filosofía de La Ojinegra. Esto mientras son niños, en su madurez, ellos han de ser lo que quieran ser.

A los “clientes”, que se convierten en parte del proyecto de La Ojinegra, a los cuales les debemos el estar, y por este medio aprovechamos a mandarles mimitos, que vean un trabajo bien hecho, que sientan que se le da valor al territorio, que favorecemos el medio rural y que la calidad de forma responsable y ética, si es posible. El consumidor tiene mucho poder.

También haces cursos de cocina; ¿en qué consisten estos cursos?

Son talleres eco-gastronómicos que favorecen el consumo ecológico de cercanía haciendo hincapié en una gastronomía más saludable basada en legumbres, cereales, frutos secos, hortaliza…la proteína vegetal es más sostenible y hay que dar herramientas a través de recetas para saber cocinarlas, que sean sabrosas llamando la atención de toda la familia y así favorecer el menor consumo de proteína animal, que debería ser un par de veces en semana; de ganadería extensiva y ecológica o en el caso del pescado, de pesca sostenible. En fin, volver a la dieta mediterránea, consumir local, variedades y razas autóctonas, de temporada y ecológica o de cultivo limpio.

¿Qué te gustaría a medio plazo conseguir con el ejemplo que está dando La Ojinegra?

La Ojinegra es un modelo de gestión sostenible, verde y viable que genera riqueza ambiental, turística y gastronómica. Es consecuente en el medio rural favorecer el turismo responsable conjugando la conservación de las culturas locales con su aperturismo a una cultura universal de mentalidad progresista, basada en valores universales, adaptando sus costumbres, creencias o religiones a la ética y la ciencia actual, sin dejar que por ello la técnica arrase su forma de vida. Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política