Alcañiz recordó su bombardeo 'olvidado'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Decenas de bajoaragoneses honraron a las vícitimas del bombardeo de 1938 en el 79º anivesario del ataque contra la población de Alcañiz. Los actos de memoria histórica incluyeron ofrendas de flores, exposiciones, visitas a un refugio antiaéreo musealizado y una conferencia del catedrático Julián Casanova (Universidad de Zaragoza).

Decenas de personas honraron ayer viernes en Alcañiz (Bajo Aragón) la memoria de uno de los episodios más trágicos del pasado reciente de Aragón, el bombardeo sufrido por la población alcañizana el 3 de marzo de 1938, durante la Guerra Civil Española. En la tarde de ese fatídico día, soleado según los testimonios, la aviación fascista italiana al servicio de la causa franquista cumplió la orden militar de bombardear la capital bajoaragonesa; el resultado fue terrible: centenares de civiles perdieron la vida, hasta medio millar según algunas fuentes –de una población estimada de unas 11000 personas-, entre ellos numerosos niños y mujeres. Hubo también cientos de mutilados y muchos otros heridos de diversa índole; era un jueves –festivo por la tarde para los escolares- de finales de invierno inusualmente cálido, de una placidez que en modo alguno hacía presagiar la tragedia que se cernía sobre quienes, pese a la guerra, disfrutaban del buen tiempo jugando, paseando, viviendo...

Para honrar a sus víctimas, Alcañiz rememora año tras año, desde hace unos pocos, ese bombardeo, del que ayer se cumplió su 79º aniversario. El Área de Cultura del Ayuntamiento de la capital bajoaragonesa y la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA) organizaron varias actividades conmemorativas, que contaron con una gran acogida de público. A las seis de la tarde, decenas de ciudadanos se dieron cita en la plaza del Bombardeo del 3 de Marzo de 1938 –junto a la carretera de Zaragoza y el puente sobre el río Guadalope-, donde se leyeron manifiestos y poemas, hubo una performance de danza alegórica de la tragedia, dos cellistas del Conservatorio José Peris Lacasa interpretaron música clásica y quienes lo desearon depositaron claveles rojos sobre la roca cubierta de malla que es el monumento a las víctimas alcañizanas. Presentó el acto la concejal delegada de Cultura, Berta Zapater, y uno de los momentos más emotivos fue el recuerdo del bombardeo contado por uno de sus supervivientes, Emilio Calatayud, entonces niño, que además cumple años ese mismo día.

Tuvieron también numeroso público los actos posteriores, seguidos con el mayor interés: la visita al refugio antiaéreo de la Guerra Civil de la calle Santo Domingo -rehabilitado y musealizado en 2012 por Gobierno de Aragón y Ayuntamiento, es uno de los muchos construidos en Alcañiz durante la contienda para guarecer a la población de los ataques de aviación-, la inauguración de la exposición de ARMHA ‘En resistencia. En lucha por la libertad 1939-1945’ en el hall de El Liceo -calle Mayor, 43, puede verse libremente en el horario de apertura del centro durante las próximas semanas- y, sobre todo, la conferencia ‘La Guerra Civil Española. Historia y memoria’, a cargo de Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza. Casanova impartió en el Auditorio del Palacio Ardid, ante un centenar y medio de personas, una lección magistral sobre la contienda española, sus consecuencias, la vigente amenaza de los totalitarismos y la fragilidad de las democracias. En su brillante discurso, el catedrático defendió que el rigor científico histórico debe primar en cualquier análisis de la Guerra Civil, y recordó que ésta y el alzamiento que la provocó fueron causas de los hechos posteriores, y no consecuencias de anteriores, en la reciente historia de España y Europa. Además, Casanova calificó de “dignidad humana” el derecho de todos los familiares de víctimas de la Guerra a saber dónde están los restos de sus antepasados y a darles sepultura donde deseen, para lo que reclamó una mayor altura de miras a la política, a la que hizo corresponsable de que sigan abiertas algunas de las heridas e injusticias provocadas por la contienda militar y su posterior dictadura.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política