Opinión Opinión

El IVA de los muertos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Es sabido que nuestra cultura esconde la muerte, la banaliza en las películas de acción y juegos de ordenador, la convierte en cifras de telediario pero no la mira de frente. Ridículamente, vivimos sin pensar en ella, la negamos cuando nos ronda cerca, como si, al no hacerle caso, tuviéramos una mínima posibilidad de escapar de ella.

Lo mismo de siempre, ¿hasta cuándo?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A finales del mes pasado se constituyó el Grupo de Trabajo Estatal Contra la Despoblación en el que van a estar representadas las Diputaciones Provinciales de Zaragoza, Huesca, Soria y Cuenca, pero vaya, la Diputación de Teruel se ha quedado fuera.

Las trabajadoras del sexo luchan por sus derechos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Desde que el pasado 30 de agosto la Ministra de Trabajo Magdalena Valerio declaró que le habían marcado un gol en relación a la autorización de la Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) como sindicato laboral, se ha hablado largo y tendido en relación al tema de la prostitución. Parece que todo el mundo tiene argumentos para decir la suya y manifestar su opinión del tema. Las posturas mayoritarias son el abolicionismo, el regulacionismo y la proderechos. Desde el abolicionismo, postura diametralmente opuesta a la proderechos, se tiende a asimilar las otras dos, obviando y negando las voces de las personas protagonistas, que justamente con un sindicato laboral, entre otras iniciativas, están reclamando derechos. Como dice Paula Sánchez "el feminismo regulacionista no existe, el pro-derechos sí1".

Sobre las OTRAS (Organización de trabajadoras sexuales)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Yo no soy sólo yo. Yo soy una mujer, y mi familia, mis amigas, mis compañeras de trabajo… Mis decisiones afectan a otras personas, porque yo no soy sólo yo. Y por eso cuando tomo una decisión, valoro cómo afecta a las personas que me rodean. Por eso mismo nunca podré aceptar que mi libertad individual de elección destruya los derechos de una colectividad. Porque de eso va luchar por la justicia social: anteponer el bien colectivo a las voluntades individuales.

De la misma manera, legalizar una Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) implica muchas cosas. La más grave y trascendental: considerar la prostitución un trabajo como otro cualquiera. No podemos aceptar que se considere un trabajo más. La prostitución no es un oficio para las mujeres, es un privilegio para los hombres.

¿Hablamos de contaminación?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En este país nos movemos por las modas, nos montamos al carro de los demás aunque no tengamos ni idea de la carga que lleva. Lo importante es predicar lo mismo que unos cuantos y fomentar el populismo sin pensar en la repercusión que ello pueda tener para el resto de las personas. Ahora está de moda la "descarbonización", muy bien, eso está muy bien, pero... ¿sabemos de qué se trata realmente?. 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política