María José Griñón | Reflexiones desde un sillón de plenos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

María José Griñón | Ganar Alcañiz

Hace un año que ocupo un sillón en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Alcañiz. El primer día que me senté en él asaltaron mis pensamientos, los pensamientos son así, esos lejanos tiempos en que los vecinos de una comunidad se reunían en torno a un gran árbol, “Árbol de Junta y Concejo” le llamaban, y a su sombra, se llegaba a acuerdos y se tomaban decisiones importantes.

En esos tiempos las palabras tenían otro peso, se creía en ellas, incluso se prescindía de papeles y firmas sin que por ello, lo acordado verbalmente, perdiera su entidad. Me consta que todavía perdura y se mantiene esta costumbre en algún lugar de España, que muchos de aquellos árboles concejiles todavía permanecen y, aunque ya no sostengan acuerdos vecinales, ocupan con entidad propia las plazas de los pueblos protegiendo bajo sus ramas el recuerdo y la realidad de una democracia directa y asamblearia.

Cada vez que ocupo ese sillón no puedo dejar de pensar que bajo un árbol resultaría más sencillo alcanzar acuerdos, que las palabras y las ideas fluirían de manera natural, con más sinceridad, menos engoladas, menos interesadas, pero claro, los tiempos nos han hecho más civilizados, dicen, y hay que actuar tal como marca el protocolo, la democracia tiene sus normas.

Tengo un sillón asignado en un salón elegante donde se habla y se deciden, con mucha solemnidad, los temas de interés popular pero sé que también tengo, tenemos la semilla de ese árbol poderoso, un árbol que debemos plantar y cuidar con esmero para generar el verdadero concejo, el concejo de la mayoría, ese en el que todos y todas tenemos un sitio reservado y un deber que cumplir. Hagamos que prospere y lo que crezca bajo sus ramas sea potente y auténticamente nuestro, transmitirlo, defenderlo después desde ese sillón en ese salón elegante dará sentido a la decisión de ocuparlo, porque sin participación ciudadana, sin la voz del pueblo, los sillones de terciopelo resultan superfluos y la democracia se convierte en un mero espejismo.

 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política