«El RACCG se ha convertido en uno de los más importantes de España»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Jesús Baquero, presidente del Real Automóvil Club Circuito Guadalope, nos hace una valoración de los 50 años de actividad del club y una reflexión de lo que debería ser la actividad del mismo de aquí en adelante.

 

Poniendo la vista atrás, ¿que ha sido lo más importante para el club en estos 50 años de historia?

Es difícil poder destacar algo en particular tras una trayectoria tan larga, pero pienso que lo más reseñable es ver como el trabajo altruista de un buen número de voluntarios y sobre todo el empeño de quiénes iniciaron la andadura del Club ha colocado el nombre de Alcañiz en lo más alto del automovilismo, convirtiendo a esta Ciudad en una referencia a nivel nacional e internacional. El Club se ha convertido en uno de los más importantes del país a pesar de trabajar a lo largo de medio siglo con muy escaso margen económico. La ilusión y voluntad de un buen número de personas ha permitido llegar hasta aquí y hacerlo a un elevado nivel. 

¿Qué ha supuesto para los miembros del club estos 50 años y los cambio que han experimentado en ellos?

Cada uno de los que han conocido la Historia del Club tendrá su opinión, yo sólo puedo hablar de mis propios sentimientos. Desde niño tuve la oportunidad de vivir de cerca la tradición del automovilismo gracias al Circuito Guadalope y durante más de treinta años lo he hecho formando parte de esta gran "familia". Todos los cambios que se han ido produciendo a lo largo de la dilatada trayectoria pienso que sólo han servido para reforzar a los miembros del Club. Quizá en los momentos fáciles no era complicado subirse a este barco pero en los difíciles sí, e incluso en estos últimos se consiguió seguir adelante con empeño, ganas y sobre todo mucha ilusión. Cuando en 2003 se celebró el último Premio Ciudad de Alcañiz muchos vaticinaron el final de la trayectoria del Club, pero se equivocaban. Toda la fuerza generada en los mejores momentos sirvió de combustible a los miembros de la Junta Directiva y al resto de colaboradores para seguir adelante, demostrando que el Automóvil Club Circuito Guadalope era algo más que la prueba en el trazado urbano, como ha quedado demostrado.

¿Cómo era esa labor de los cientos de voluntarios del club que se encargaban del montaje y la organización de la prueba en el circuito urbano?

Es muy difícil encontrar un adjetivo para ello. Por mucho que se diga no se llegará a valorar dicha labor. Sólo las ganas e ilusión de un "pueblo" permitían alcanzar cada año la meta trazada y sobre todo cumplir con todo lo necesario para que las calles de Alcañiz se convirtiesen en un Circuito durante un fin de semana. Horas y horas destinadas a trabajar para sacar adelante la prueba, apartados de la propia familia y la mayoría de ellas una vez finalizada la jornada laboral. El desinteresado trabajo de un grupo de amigos permitía alcanzar un logro que parecía imposible pero que en Alcañiz se demostraba que era posible. Todos sabían que su trabajo era importante para sacar adelante el proyecto año tras año y ese era el mejor premio que cada uno de los colaboradores recibía.

¿Que podemos esperar del futuro del RACCG?

El futuro del Club estará en las manos de quienes formen parte del mismo en el futuro. Pienso que deberíamos seguir trabajando no sólo para mantener el nivel actual del Club sino incluso para mejorarlo. Es importante mantener un buen número de pruebas organizadas por el Circuito Guadalope y seguir colaborando con Motorland Aragón en el desarrollo de las que allí se celebren. Pero creo que también es importante que desde el Club se consiga mantener la imagen de la historia del Club y de la tradicional cita el Circuito Guadalope, para que esta no quede en el olvido de quienes la conocieron y para que la conozcan aquellos que no la vivieron. Es fundamental que desde el Club se busquen nuevas metas y que como siempre se encuentre el apoyo de quienes quieran seguir formando parte de una familia única.
Quizá en gran medida la economía marque el camino del RACCG pero como se ha demostrado en el pasado eso no tiene que poner freno para que se busquen metas altas y para que el Club siga escribiendo páginas hasta poder celebrar el Centenario o quien sabe si mucho más. En manos de todos está la posibilidad de que se siga escribiendo una historia brillante de un Club que nació de la mano de un apasionado, el Dr. Repollés, al que acompañaron unos "locos" que nos abrieron la puerta a una tradición y por quienes debemos seguir trabajando en adelante.Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política