Editorial octubre 2016: Alguien debería dar alguna explicación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El estudio de viabilidad de 2 de junio de 2014 sobre el Hospital de Alcañiz en su página 29 dice que el Gobierno de Aragón deberá pagar en 25 años a la empresa que construya y gestione los servicios externalizados un montante de 625 millones de euros, de los cuales 473 millones serían del Canon por utilización de la infraestructura hospitalaria y 152 millones del Canon por prestación de servicios externalizados.

Si nos ceñimos exclusivamente a las cifras referentes a la construcción del hospital, en la noticia aparecida el pasado 14 de septiembre, el Gobierno de Aragón valoraba la construcción de esta infraestructura en 81 millones de euros, mientras que el montante final que estaba previsto pagar por la construcción del hospital según el estudio de viabilidad de 2014, con un modelo de colaboración público-privada, sacaba unas cifras totales de 473 millones, 392 millones de euros más que mediante un modelo de financiación 100% público.

A partir de estas cifras objetivas, alguien debería dar alguna explicación, a menos que su interés de estar en política obedezca no a favorecer el interés general sino a engordar las ganancias de algunas empresas privadas.

La primera explicación que nos deberían dar sería la siguiente: ¿Por qué en mayo de 2015 se nos decía por parte del anterior ejecutivo aragonés con la Sra. Rudi a la cabeza y el Sr. Oliván en la Consejería de Sanidad que era imposible realizar un hospital con financiación pública, y tan apenas un año después con un ejecutivo diferente -liderado por el PSOE y apoyado por Podemos, CHA e IU en este asunto– ha sido posible financiar con capital público esta infraestructura sanitaria? A esta pregunta sólo caben dos respuestas, elijan la que más les convenza. O la situación económico-financiera del Gobierno de Aragón ha mejorado exponencialmente en este último año, para que ahora se pueda abordar este gasto con sus propios recursos o el ejecutivo aragonés de la anterior legislatura sustentado por el PP y el PAR nos mintió descaradamente en este asunto, y lo que ocurría no era que no había dinero sino que políticamente querían potenciar un modelo sanitario que encubría una privatización del sistema a unos altísimos costes de financiación y como se ha visto en otras comunidades españoles, a costa de un empeoramiento del servicio sanitario.

La segunda explicación, a la vista de los datos ofrecidos, que nos deberían dar sería la que sigue: si como hemos visto mediante una financiación pública los gastos de construcción se reducían en 392 millones, ¿quién se iba a quedar todos estos millones si se hubieran ejecutado las obras mediante un modelo público-privado? ¿A qué intereses obede-cían las gestiones del anterior Gobierno de Aragón? ¿Al de los aragoneses o al de las UTES que estaban afilando sus dientes para pegarle una dentellada al Servicio Aragonés de Salud (SALUD)?

Convendría que los que apoyaban fervientemente el modelo público-privado respondieran a estos asuntos en vez de exigir un día sí y otro también que la Plataforma salga a manifestarse pues ésta sabrá lo que tiene que hacer en cada momento que para eso es soberana en sus decisiones. Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política