Ingresos y gastos Ayuntamiento de Alcañiz: intereses electorales de partido, frente al interés ciudadano

  • Imprimir

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cuando usted lea estas líneas, muy probablemente se habrá aprobado la Cuenta General del Ayuntamiento de Alcañiz de 2015, con los votos de PP, PAR y PSOE. CIUDADANOS, en defensa de la ciudadanía alcañizana, presentó con fecha 27 de diciembre pasado, reclamación frente a dicha Cuenta General.

Usted ya conoce que una Sentencia firme, declaró la nulidad de un anticipo dinerario  de 2,3 millones € que percibió el ayuntamiento; anticipo que se sacó el alcalde de la chistera, para apañar el presupuesto de 2012. Siempre en el filo de la legalidad. Siempre en las antípodas de la Transparencia. Ese anticipo, hoy nulo, no fue gratis, sino a cambio de prorrogar la concesión del servicio de abastecimiento de agua potable y saneamiento, nada menos que por treinta años. A mi juicio, la parte del anticipo pendiente de reintegrar a fecha 31-12-2015 (2.182.645,24€) tendría que haberse devuelto “de oficio” a su legítima dueña, la concesionaria del servicio, desde el pasado mes de mayo, fecha de aquella Sentencia. Ahora bien, no habiendo reintegrado el anticipo, al menos la operación debe computarse, a mi entender,  en las cuentas de 2015, cosa que no se ha hecho. No tenemos tesorería para devolverlo, ni capacidad de endeudamiento si dicha operación es, precisamente,  calificada de endeudamiento, como sostuvo la Intervención en su día. En el mejor de los casos, estamos ante un ingreso indebidamente percibido. Desde la primera Comisión Especial de Cuentas, CIUDADANOS, atendiendo a la calificación de endeudamiento del anticipo, viene argumentando, que el Ratio de Deuda que se computa en las Cuentas de un 89,26 %, es un ratio erróneo, pues los “HECHOS POSTERIORES AL CIERRE DEL EJERCICIO”, deben “tenerse en cuenta para la formulación de las cuentas anuales”. Procede pues, a juicio de este concejal, un  ajuste contable en la Cuenta General de 2015, que nos descubriría una deuda municipal de 14.222.876,46 €, y a rebasar el ratio legal del 110 %.  En cualquier caso, estima este concejal, que se incumple el Objetivo de Estabilidad Presupuestaria, lo que aboca al Ayuntamiento a formular un PLAN ECONÓMICO FINANCIERO para sanear las cuentas municipales, al que también nos vemos legalmente obligados porque de la Cuenta General de 2015 se desprende también el incumplimiento de otro parámetro legal, la Regla de Gasto. Las Cuentas de Alcañiz, como todas, tienen la obligación de respetar los principios como el que se acaba de citar,  así como el de transparencia, eficiencia, y de responsabilidad. Tenemos que gastar menos y mejor. Olvidar lo prescindible. Y el alcalde podía dar ejemplo revocando, entre otros gastos superfluos, los contratos de publicidad, prensa y propaganda que no repercuten en beneficio de la Ciudad y sus vecinos, sino en su propio y exclusivo provecho. El precio público de las fotografías de Suso en un medio de comunicación, además de adolecer de escaso respeto al principio de libre concurrencia en la contratación pública, es un lujo que Alcañiz no se puede permitir.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política