Los cánones de belleza no existen y las tallas grandes revolucionan el mercado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La moda cambia cada temporada pero lo que siempre permanece son las ganas de las mujeres de sentirse bien con lo que llevan puesto y a la vez verse guapas. El mismo sentimiento se encuentra en  mujeres jóvenes, de mediana edad o mayores pero también en las que poseen una talla estándar, o las que están por encima de los estereotipos y los cánones de belleza de la conocida cifra “90-60-60”.

Mujeres somos todas y todas tenemos derecho a sentirnos guapas, muchas marcas han visto esta necesidad en las mujeres reales y se han lanzado a revolucionar el panorama de las conocidas “tallas grandes”.

Hace varias décadas las marcas de ropa que fabricaban tallas grandes no se preocupaban de estar “a la moda” de esa temporada o hacer ropa con un buen diseño. Muchas prendas eran oscuras, con una confección sencilla y sin mucha variación en los estilos y formas de sus prendas. Las mujeres que tenían una talla grande tenían que conformarse con llevar ropa que, en la mayoría de los casos, no correspondía con su edad o su estado anímico. Hoy esto ha desaparecido. Las marcas que confeccionan ropa para mujeres reales se reinventan cada año para ofrecer a sus consumidoras lo último del estilo que se lleva durante la temporada adaptado a sus tallas y medidas. Una mujer de cualquier edad con una talla 48 puede usar el mismo estilo de vestir que otra con una talla 38 porque las marcas ya han comprendido que la mujer, tenga la talla que tenga, quiere verse guapa. Si es cierto que las grandes marcas, las cadenas que se ven por los centros de las ciudades tienen más tallas 38 que 48 y ya no digamos de 50  hacia arriba. Los grandes fabricantes de ropa de mujeres casual muchas veces ponen el tope de sus prendas en tallas 44. Esto significa que todavía hoy queda mucho por hacer, aunque veamos en las más prestigiosas pasarelas a las hermosas Chloe Marshall o Ashley Graham (tallas 48 y 50 respectivamente). En contra posición las marcas especializadas en tallas grandes diseñan sus prendas para adaptarlas a las tallas reales de las mujeres y por ello sus equipos de diseño tienen un “plus” de originalidad y buen corte, para resaltar lo que quieres resaltar y por el contrario disimular lo que consideran que sus clientas quieren disimular. Las telas siempre son de calidad, porque son las que mejor se adaptan a los buenos cortes y a las curvas de sus futuras dueñas.

 

MUJERES SOMOS TODAS Y TODAS TENEMOS DERECHO A SENTIRNOS GUAPAS, MUCHAS MARCAS HAN VISTO ESTA NECESIDAD EN LAS MUJERES REALES Y SE HAN LANZADO A REVOLUCIONAR EL PANORAMA DE LAS CONOCIDAS “TALLAS GRANDES”.

 

Indudablemente la calidad de las telas y los cortes y confecciones adaptados junto con el buen diseño encarecen la producción de las prendas. Es inevitable que no se pueda competir manteniendo  estas señas de calidad con marcas como Primark o Zara, donde priman otras cosas. Sin embargo, para los que nos dedicamos al mundo de la moda real y vestimos a las mujeres reales, esta posibilidad es un regalo. Las personas que nunca han tenido problemas para encontrar prendas de su talla y gusto, algunas veces, no entienden lo que puede suponer anímicamente la imposibilidad de encontrar algo moderno y por encima de la talla 44.  Hoy nos sentimos afortunados de que nuestras clientas puedan encontrar todo esto en las marcas que nosotros poseemos, porque su satisfacción al verse guapas en el espejo es lo que nos demuestra que no hay mujer más guapa que la que se siente bien consigo misma.Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política