Joaquín Galindo

Jorge Tabuenca: «La clase obrera está obligada a organizarse para defender sus derechos»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

CyC entrevista a Jorge Tabuenca, Secretario General de la Unión Comarcal Andorra de CCOO durante los últimos 3 años y medio. El pasado 11 de marzo, en el congreso del sindicato, se realizó el relevo en el puesto que ha pasado a ostentar Antonio Jiménez. Tabuenca nos hace una valoración de sus años de gestión y lucha sindical, así como de la situación social,  laboral y política del Bajo Aragón Histórico. 

Entrevista

 

¿Qué valoración general haces de tus 3 años y medio al frente de la Unión Comarcal de Andorra?

Ha sido un periodo muy duro para la clase trabajadora que viene precedido de dos reformas laborales que marcaron el recorte de derechos laborales, la precariedad en el empleo y el ataque a los servicios públicos y derechos sociales.

La parte más negativa es la situación de incertidumbre en la que se encuentra la Comarca de Andorra Sierra de Arcos sin ninguna alternativa a la minería y con la amenaza de cierre de la Central Térmica de Andorra, agravada con el alto índice de desempleo y la despoblación

En lo positivo quiero remarcar la paralización de la privatización del Hospital de Alcañiz donde CCOO integrado en la Plataforma de Servicios Públicos trabajó para conseguir este hito que hubiera supuesto el comienzo de la privatización de la Sanidad Pública aragonesa.

También hemos conseguido ser el sindicato con mayor representación en las empresas de  las comarcas que integra esta Unión Comarcal, que sumados al resto de provincia nos hemos consolidado como el primer sindicato de Teruel.

En materia más personal, y aunque no sea un dato cuantitativo muy relevante, me siento muy satisfecho de que la práctica totalidad de los Centros Especiales de Empleo y Centros de Dependencia hayan conseguido tener representación sindical eligiendo a sus delegados y delegadas sindicales, muy bien representada y personificada por los propios trabajadores y trabajadoras.

 

El macroproyecto Motorland y su gran esperanza I+D+i Tecnopark ha pasado de ser un posible nicho de puestos de trabajo a convertirse en un lamentable cementerio de oportunidades.

 


 

Alcañiz con un 15 % de desempleo y más de 1000 personas sin trabajo nos encontramos encabezando el ranking de paro de los municipios aragoneses de más de 10.000 habitantes, sólo por debajo de Calatayud y Tarazona.

 

Tienes una clara vinculación con los diferentes movimientos sociales existentes en el Bajo Aragón Histórico (BAH), ¿qué importancia crees que tienen actualmente estos movimientos en la lucha por las libertades y derechos sociales?

En este periodo la auto-organización de la ciudadanía más vulnerable ha sido esencial. Las víctimas de los desahucios, de los recortes de los servicios públicos, del desempleo y sobretodo de la pobreza, han sabido reorganizarse y empoderarse enfrentándose al ataque que hemos sufrido desde los mercados, la Troika y los intereses financieros.

La presión ejercida por los movimientos sociales ha conseguido forzar la aprobación de leyes como la de pobreza energética, anti desahucios, derogación de la LOMCE en las cortes generales (no el gobierno), etc. Pero  queda mucho camino que recorrer para conseguir la reversión de todos los derechos arrebatados.

 

Si los sindicatos no existieran, habría que inventarlos. La clase obrera está obligada a organizarse para conseguir mejoras en sus derechos laborales y salariales.

 


 

La fragmentación del voto sólo beneficia a la derecha y hay que buscar una unidad mucho más amplia sumando a gente independiente, asociaciones, organizaciones políticas, sindicales y movimientos sociales.

 

Además de importantes fallos propios en los sindicatos, los grandes grupos de poder político-económico han conseguido desprestigiar el trabajo sindical que tanta fuerza tenía en los 70 y 80, ¿por qué crees que siguen siendo importantes los sindicatos de clase para la defensa de los trabajadores?

Si los sindicatos no existieran, habría que inventarlos. La clase obrera está obligada a organizarse para conseguir mejoras en sus derechos laborales, salarios, y realizan una labor socio-política necesaria para conseguir una sociedad más justa.

La política neoliberal necesita tener unos sindicatos débiles y sin recursos para poder destrozar un falso “estado de bienestar” que garantizaba unos derechos y libertades a la población. Para conseguir este objetivo hemos sufrido un proceso de acoso y derribo desprestigiando a las organizaciones sindicales. A esto hay que añadir la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que amordazaba al movimiento sindical criminalizando el derecho huelga y cercenando la libertad sindical.

Más de 300 sindicalistas están procesados e imputados por defender su puesto de trabajo o por ejercer su derecho de huelga.

En las últimas elecciones generales se produjo la confluencia entre los dos principales actores de la izquierda transformadora. La experiencia y la historia de IU se unió a la fuerza y la ilusión que ha producido Podemos en los últimos años. ¿Crees que esta unión es la mejor estrategia para luchar por la mejora social de la clase trabajadora?

Tras la modificación del artículo 135 de la Constitución por parte del PSOE y del PP en el que se priorizaba la devolución de una deuda ilegítima, cargando el peso de ella en la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales quedó claro que la clase trabajadora tenía que buscar su referente político en otras organizaciones.

El mapa político ha cambiado en los ayuntamientos, Comunidades Autónomas y en el Congreso de los Diputados.

La fragmentación del voto sólo beneficia a la derecha y hay que buscar una unidad mucho más amplia sumando a gente independiente, asociaciones, organizaciones políticas, sindicales y movimientos sociales.

Creo que es posible superar los 5 millones de votos y consolidar una sólida alternativa de izquierdas para desbancar las políticas agresivas y antisociales causantes de la desigualdad.

Después de tu experiencia al frente del sindicato, ¿cómo percibes la realidad laboral de los trabajadores del BAH?

En la actualidad es muy preocupante.

Como en el resto del Estado el perfil de las nuevas contrataciones suponen una precariedad en las condiciones laborales y salarios, a lo que hay que sumar la temporalidad y las jornadas a tiempo parcial.

En este momento tener un puesto de trabajo no garantiza estar fuera de los niveles de pobreza.

Sumando desempleo más despoblación se dibuja un mapa tan oscuro en nuestras comarcas que debería ser el  primer objetivo para luchar de nuestra clase política.

Y en el caso concreto de Alcañiz, ¿cómo valoras la situación? ¿qué impacto real está teniendo el efecto Motorland en la ciudad y qué desarrollo tiene el polígono de Tecnopark? 

El macroproyecto Motorland y su gran esperanza I+D+i Tecnopark ha pasado de ser un posible nicho de puestos de trabajo a convertirse en un lamentable cementerio de oportunidades.

Los fines de semana que se desarrollan eventos deportivos, Alcañiz se convierte en la capital del trabajo precario. Contratos de corta duración y a tiempo parcial, que en muchas ocasiones se convierten en jornadas de hasta 10 horas.

Con un 15 % de desempleo y más de 1000 personas sin trabajo nos encontramos encabezando el ranking de paro de los municipios aragoneses de más de 10.000 habitantes, sólo por debajo de Calatayud y Tarazona.

Son datos objetivos que indican la poca repercusión que estos proyectos han tenido en la creación de puestos de trabajo.

Las Cuencas Mineras y Andorra se desangran laboralmente, ¿qué soluciones se proponen desde CCOO?

El incumplimiento  del Plan del Carbón 2010-2018, en el que el Gobierno debía de crear el mecanismo necesario para que el 7,5 % del mix energético se genere a raíz del carbón autóctono nos ha abocado a esta preocupante situación.

Las instalaciones a cielo abierto tienen garantizada la producción hasta el año 2018 gracias al acuerdo entre SAMCA y ENDESA que firmó la venta de un millón de toneladas durante estos dos años. Pero este contrato no garantiza el futuro de esta comarca, ya que la viabilidad de la Central Térmica de Andorra pasa por la inversión de 190 millones de que la empresa ENEL no está dispuesta a asumir. Lo que supondrá el cierre de estas instalaciones, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo de la Central Térmica y sus subcontratas, y con el cierre definitivo de la extracción de carbón de las minas de cielo abierto.

No existen inversiones ni proyectos privados en las localidades mineras que puedan beneficiarse de las ayudas destinadas a estos casos.

Ante esta desoladora situación es necesario que el Gobierno aragonés y el estatal promuevan, con fondos suficientes, la industrialización de nuestras comarcas. Un cambio de modelo productivo coherente, más justo y sostenible, que sea capaz de frenar la despoblación que amenaza día a día a estos municipios.

Para finalizar Jorge, después de tu periodo al frente del sindicato, ¿qué vas a realizar a partir de ahora?

El próximo curso escolar me reincorporo a la plantilla del CPEE Gloria Fuertes de Andorra donde he desarrollado mi carrera profesional desde el año 1991 realizando una labor que, al igual que el sindicalismo, me apasiona.

Como delegado sindical de la Junta de Personal de la DGA Teruel, y con el tiempo que me permita mi trabajo seguiré participando en la defensa de los derechos laborales.

Voy a colaborar con Antonio Jiménez, el nuevo Secretario General de la UC de CCOO Andorra, en su proyecto sindical que ha iniciado con mucha ilusión. También pertenezco a la Ejecutiva Regional de CCOO Enseñanza donde también voy a dedicar parte de mi trabajo.

Y como activista, seguiré impulsando la movilización social junto al resto de compañeros y compañeras de lucha en los distintos espacios creados en el Bajo Aragón. Todas las manos son necesarias para enfrentarse a la injusticia social.Ω

 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política