Escudos humanos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lo comento en muchas ocasiones pero no por mucho citar ese sabio refranero español pierde un ápice de vigencia. La realidad supera multitud de veces la ficción, no hay más ciego que el que no quiere ver, ni más sordo que el que no desea escuchar.

Vivimos tiempos convulsos en nuestro país, muy especialmente en esa región aledaña a nuestro querido Bajo Aragón y que lleva años sumida en una espiral de sinrazón que les ha llevado a perder multitud de empresas, a ver aumentada su tasa de paro y también la incertidumbre de un futuro que se ha complicado de sobremanera.

La disputa, lejos de ser ideológica como es incluso sano en un sistema democrático, ha pasado a ser sentimental. Para aquellos que desean romper el Estado vale todo. No solo demostrar lo indemostrable, sino también emplear a sus propios hijos para que ejerzan de escudo humano y de parapeto en una supuesta huelga que no hizo sino paralizar una vez más, y ya van muchas, a Cataluña.

Los paganos de esta situación han sido y seguirán siéndolo, de no ser que cese definitivamente la sinrazón, los ciudadanos de a pie. Los que día a día van a trabajar para sacar a sus familias adelante, los que buscan un empleo y ahora lo van a tener más difícil porque Cataluña no es atractiva para las empresas, los que tienen como lícita aspiración un futuro mejor para los suyos...

Quedará para el recuerdo la imagen de esos niños bloqueando la autopista de Mataró como símbolo de la sinrazón que se ha adueñado de parte de la clase política catalana. Mientras tanto estos irresponsables seguirán haciendo de lo raro lo habitual, olvidándose de su verdadera función: resolver los problemas de la gente y no generar unos nuevos donde antes no los había.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política