La cuenta general del Ayto. de Alcañiz

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ya viene siendo tradición que la Cuenta General del Ayuntamiento de Alcañiz se apruebe, lejos de la fecha legal del 15 de octubre, más bien en las proximidades de los santos inocentes. Es decir, cuando en el Ayuntamiento se debería haber aprobado el Presupuesto de la Corporación para 2018, que ni siquiera se han empezado a negociar, lo que se aprueba son las cuentas de 2016.

Vamos con el pie cambiado. En los dos años y medio del actual mandato municipal, ya han sido tres los interventores que han pasado por nuestro Ayuntamiento. Un Interventor cada diez meses. Dudo que haya otro caso similar en toda España. En sucesivos informes esos Interventores han puesto de manifiesto que los medios (personales, sobre todo) con los que cuenta esa área son notoriamente insuficientes para ocuparse del trabajo ordinario, y estando obligados a trabajar en unas condiciones por debajo del mínimo admisible para que su labor pueda tener una calidad mínima. Sin embargo, ya es público y notorio que el equipo de gobierno PPAR, prefiere gastar los recursos de los alcañizanos en un periodista de cabecera, en lugar de potenciar la Intervención y Tesorería con más empleados públicos que velen por la eficiencia y eficacia del gasto público.  Máxime cuando el fondo de maniobra de la última Cuenta General  aprobada  el  pasado  día  20 de  diciembre,  resulta  negativo en -2.295.496 €, lo que nos sitúa ante un desequilibrio patrimonial con recursos insuficientes para satisfacer las obligaciones corrientes a corto plazo. En cuanto al remanente de tesorería para gastos generales, otro ratio importante de las Cuentas, del mismo modo  refleja una cifra negativa de -930.250 €, lo que hace preciso un Plan de Ajuste para conseguir equilibrar las cuentas municipales, sanear dicho remanente de tesorería negativo, cumplir el periodo medio de pago a los proveedores y garantizar la devolución de la deuda financiera. Pero no, el equipo de gobierno PPAR, mantiene un importante gasto de miles de euros anuales en la contratación de dicho periodista de cabecera ajeno a la plantilla de personal, en lugar de aprovechar los servicios del empleado público, el Técnico de Prensa, existente en tal plantilla. Fíjense ustedes, pagamos a dos profesionales, si bien en las fotos de uno de ellos, ustedes verán siempre, o casi siempre, las mismas caras. Esta duplicidad en el gasto no tiene más que un componente electoralista que ya le salió bien a Gracia Suso en 2015. Mientras tanto los interventores de nuestras cuentas púbicas vienen y se van, cuando no salen corriendo. Pese a perder un sueldo importante, los hay que prefieren dormir cada noche y no volver a ver la cara de imaginen ustedes quién. ■

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política