Que no roben mi esfuerzo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Robar es adueñarse de lo que no es de uno y tenemos muchos ejemplos en los que ciertas ideologías se adueñan de actitudes o aficiones.

Por ejemplo, desde hace mucho tiempo amar a los animales se identifica con un rasgo característico de la izquierda, pero para amarlos se puede ser liberal, de derechas, comunista o socialista.  Al igual que el gusto por los toros, como si ser taurino fuera propiedad de la derecha, que se lo digan a Joaquín Sabina…

Del mismo modo, me revienta que otros se adueñen de nuestra bandera, como si por el hecho de defender o llevar esa bandera tuvieras que ser de derechas.  Al igual que el hecho de ser o no monárquico o republicano.  Como si la única opción posible de república fuera la que un golpe de estado se llevó por delante.  Quizá nuestra poca cultura política no nos deje ver que una república es simplemente una forma de estado y que puede ser de cualquier color político, concretamente, del que los ciudadanos elijan.

Cuando un trabajador ejerce su derecho a la huelga hace un esfuerzo económico pero sobre todo se moviliza por principios y para reivindicar lo que cree que es justo para su futuro y el de toda la sociedad.  Sin embargo, al final de esta huelga siempre hay alguien que se adueña de su esfuerzo y lo utiliza simplemente para ponerse medallas.  Me pregunto por qué el éxito de una huelga se mide por la capacidad de convocatoria de los convocantes y no por las medidas que se han conseguido a consecuencia de esta huelga. 

Ahora tenemos ante nosotros la huelga convocada para el 8M, el día de la mujer.  Y de nuevo nos encontramos con que alguien, concretamente la izquierda, se ha adueñado del éxito o no de esta convocatoria.  Como mujer por supuesto que estoy de acuerdo con las principales reivindicaciones de esta huelga, el objetivo principal es conseguir por fin la igualdad entre hombres y mujeres tanto laboral, como económica y socialmente, para lo que hay que hacer políticas activas que lo provoquen hasta que consigamos que la educación para la igualdad haga su trabajo.  Pero claro, ahora resulta que defender la igualdad se consigue haciendo huelga de consumo o defendiendo que el capitalismo es lo mismo que el patriarcado.

Una huelga que defienda la igualdad entre hombre y  mujer debería ser trasversal y conseguir convencer con sentido común y argumentos tanto a mujeres como a hombres sin necesidad de criminalizarlos a ellos por el hecho de serlo.

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política