Los números sí daban...

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Finalmente, en efecto, era posible una mayoría para sustentar un Gobierno progresista, tal y como veníamos defendiendo desde el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, si se asumía el reto del diálogo para afrontar la crisis catalana. Desgraciadamente, ya desde la anterior mini-legislatura frustrada, los poderes fácticos socialistas prohibieron negociar con Podemos, como reconoció el propio Pedro Sánchez, forzando aquella frustrada alianza con Ciudadanos, para acabar dando el Gobierno a Rajoy.

Durante la moción de censura, se percibía escepticismo en las filas socialistas, e incluso oposición a la moción. Al Presidente de Aragón le faltó tiempo para manifestar su abierta oposición a la moción y reclamar elecciones, a coro con Ciudadanos. En las intervenciones de Sánchez, durante la moción, buena parte de la bancada socialista trasteaba con el móvil, cuando tocaba aplaudir. Sin embargo, entre los diputados y diputadas del Grupo Confederal, en un ir y venir con la gente de Esquerra, PNV y PdCAT para que apoyaran a Sánchez, se respiraba entusiasmo.

 

 

El Gobierno de Sánchez tendrá que afrontar, bajo la presión de Podemos, el tema de las pensiones, la subida del salario mínimo, la derogación de la Ley Mordaza y de la Reforma Laboral del PP...

Para mi, la primera expectativa que se abre es la de romper la mordaza que ha venido paralizando la acción legislativa del Congreso, con 140 proposiciones de ley bloqueadas. Unas 70 vetadas por el Gobierno, bajo el pretexto de que afectan a los presupuestos; y ello a pesar de que el Tribunal Constitucional sentenció la ilegalidad de tales vetos. Hay que decir que dichos vetos, pudiendo ser levantados por la Mesa del Congreso, fueron ratificados por la mayoría PP-Ciudadanos, que el PSOE regaló a principio de legislatura, de forma inexplicable, a la derecha. Y otras 70 leyes, que sin impacto presupuestario alguno y tras ganar la votación en Pleno, están bloqueadas, a base de pedir sucesivas prórrogas para enmiendas, que la mayoría PP-Cs en la Mesa aprueba, tantas veces como deseen, al no existir límite de prórrogas en el reglamento. Ese desbloqueo permitirá tramitar la Reforma de la Ley de Aguas que presenté, y que el Gobierno vetó; y la Ley de Bases para la Regulación de los Servicios de Agua y Saneamiento, para poner coto a los procesos de privatización y casos de corrupción que se van destapando.

Por otro lado, se espera recuperar el diálogo con la Generalitat, contando para ello con una actitud constructiva de Esquerra (ERC) y la posición relativamente abierta del PdCAT que se torna incierta cuando se trata del President Torras.

La tercera línea de expectativas se sitúa en el ámbito de los derechos democráticos y de las políticas socio-económicas. Resulta alentadora la acogida de España a los inmigrantes rechazados por el gobierno italiano. Se pondrá fin a la dictadura mediática impuesta por el PP en RTVE. Pero sobretodo, el Gobierno tendrá que afrontar, bajo la presión de Podemos, el tema de las pensiones, la subida del salario mínimo, la derogación de la Ley Mordaza y de la Reforma Laboral del PP... En esta línea, el Gobierno puede usar los decretos-ley que, siendo ratificados por mayoría en el Congreso, no pueden ser bloqueados ni por la Mesa del Congreso ni por el Senado.

Y finalmente en el horizonte de esta media legislatura de geometría variable, se perfila, tras la entrevista de Sánchez e Iglesias, la posibilidad de nuevos presupuestos para 2019, lo que supondría agotar la legislatura. En tal caso, se abrirían expectativas tan interesantes como, recuperar espacios perdidos en la sanidad y la enseñanza publicas, o reactivar la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, que el Sr. Rajoy dejó sin presupuesto, y que tantas veces he reclamado en el Congreso.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política