El IVA de los muertos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Es sabido que nuestra cultura esconde la muerte, la banaliza en las películas de acción y juegos de ordenador, la convierte en cifras de telediario pero no la mira de frente. Ridículamente, vivimos sin pensar en ella, la negamos cuando nos ronda cerca, como si, al no hacerle caso, tuviéramos una mínima posibilidad de escapar de ella.

Debe de ser por esto, creo, que el tratamiento que como sociedad  damos a los restos humanos ante el hecho inexorable y cierto de la muerte sea absurdamente imperfecto dejando hueco para abusos de todo tipo y sin dar una cobertura social ante la urgencia de unas acciones que hay que acometer en momentos de gran dolor.

No sé cómo será el protocolo de la muerte cuando ésta se dé sin familia o amigos cerca dispuestos a hacerse cargo de unos gastos astronómicos que, dadas las circunstancias, sueles pagar alucinada y sin rechistar, pero dudo que supere los baremos que la mayoría tenemos cuando se trata de despedir a un ser cercano.

¿De verdad está bien, moralmente hablando, que a la hora de decidir que hacer con los restos mortales de un ser querido que acaba de fallecer, la opción principal que como sociedad ofrecemos es acudir a un negocio privado, dejarte los cuartos que muchas veces no tienes y pagar un 21 % de IVA por unos servicios que no te queda otro remedio que aceptar?

¿Es lógico tener que pagar más de mil euros por un ataúd que va a ser quemado a las pocas horas?

¿Es ético, desde el punto de vista medioambiental, quemar estas brillantes y pulidas cajas repletas de resinas y productos nocivos para el medioambiente?

El capitalismo desenfrenado que sufrimos no se caracteriza por su compasión ante los individuos, y en esos momentos, cuando más vulnerables nos sentimos, nos sale al encuentro a exprimirnos un poquito más, mientras como sociedad, y aquí apelo directamente a nuestros representantes, no sabemos dar ante la despedida definitiva, una solución digna, compasiva, asequible a todos, que no convierta el adiós en una película de terror.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política