Mª Victoria Jiménez: «El IES se enfrenta a un brote de este tipo de pensamiento totalitario que va en contra de los valores que quiere transmitir un centro educativo»

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cuando entramos en el despacho de Mª Victoria Jiménez (Zaragoza, 1972) no podemos dejar de observar la cantidad de posits de colores con mil y un recordatorios colgados en frente de su mesa de trabajo. Montones de documentos ocupan parte de su escritorio, más archivadores y carpetas no dejan espacio alguno en las estanterías. Sobresalen muchos libros que, a simple vista, entiendes ya de que va la película. Escritoras como Rosa Montero o María Murnau y títulos como Nosotras y Todos deberíamos ser feministas. Una mini biblioteca feminista de la que habla orgullosa la directora del IES Bajo Aragón. Mª Victoria Jiménez con veinte años de docencia a sus espaldas y dieciséis de ellos ejercidos en el centro alcañizano, cumplirá este próximo julio el tercer año consecutivo al frente de la dirección.

Abre la puerta de su despacho dispuesta a conversar sobre los mensajes machistas que aparecieron en las paredes del instituto de secundaria la madrugada del 8 de marzo y sobre el estado actual de la educación pública frente a hechos como los ocurridos.

El pasado 8 de marzo el IES Bajo Aragón despertó con pintadas con mensajes machistas y firmas apelando al partido de extrema derecha, VOX. ¿Cuáles fueron los hechos que se sucedieron tras conocer este altercado en las instalaciones? ¿Cómo reaccionó el claustro?

Los primeros en darse cuenta fueron los conserjes que vienen a las 8 y media a abrir el centro. La verdad es que todo el mundo estaba bastante indignado en mayor o menos medida. Además, ese día veníamos todos con intención de celebración porque los que íbamos a hacer huelga veníamos con este espíritu de celebración a pesar que el formato sea de huelga. Vamos a reclamar, pero celebramos que las mujeres nos hemos unidos para reclamar nuestros derechos. Al llegar aquí y ver las pintadas, los sentimientos que nos inundaron fueron de decepción total e indignación. Había alrededor de unas treinta pintadas nombrando a VOX por todo el centro: paredes, puertas y ventanas. Esas en concreto no atacan a nadie. Es un partido y puedes comulgar con sus ideas o no. Lo indignante era la pintada grande que decía: “todas las chicas a la prostitución”. Después, otras pintadas que eran ya insultos hacia mi persona y hacia la jefa de estudios. Esas estaban en el edificio donde trabajamos el equipo directivo. Esos ataques sí que me han dolido personalmente, pero lo superas. Sabes que es parte de tu trabajo, pero te inunda una tristeza y la decepción de pensar cómo estamos educando a estos chicos. Y es que doy por hecho que son alumnos del centro, sino sólo hubiese habido pintadas de VOX y no ataques que hacían alusión a las alumnas del centro y a las docentes en particular. No había pintadas tampoco en el exterior y por tanto, es evidente que son alumnos del IES.

¿Se ha abierto algún proceso de investigación?

Ese mismo día sólo abrir el despacho llamé a la Guardia Civil. Bajaron dos guardias al momento y les estuvimos contando nuestras medidas de seguridad. El lunes siguiente hicimos la denuncia oficial. Tenemos sospechas pero como no tenemos pruebas. No podemos culpar a nadie. Es complicado que cojan a los culpables y los identifiquen.

Vuestras sospechas os conducen a alumnos del propio centro, ¿es una prueba de que no se está trabajando correctamente la igualdad entre hombres y mujeres en las clases?

Se lleva trabajando hace tiempo, no sólo ahora en el que se está elaborando un Plan de Igualdad por normativa del Gobierno de Aragón. Los centros tenemos dos años para crear un documento que va acompañar al proyecto educativo del centro. Un documento que van a elaborar los profesores. No educamos en igualdad porque haya una normativa sino por propio convencimiento. El profesorado tiene que educar en el respeto a todas las personas, en el respeto a la diferencia, contra el racismo, la xenofobia, la homofobia. Nosotros trabajamos para inculcar valores, pero es que somos una pequeña parte de esta educación. Podemos poner ejemplos y casos pero las familias tiene sus propias maneras de pensar. Se necesita mucho su colaboración y luego, aunque el centro y las familias estén inculcando valores comunitarios y de respeto, los chavales están recibiendo una cantidad de información a través de redes sociales, de medios de comunicación que van en contra de todo lo que les intentamos transmitir desde aquí o desde su casa.

Hasta ahora, ¿cómo se ha incluido en el currículo la perspectiva de género en las aulas?

En las horas de tutoría se trabajan diversos temas y desde luego, la igualdad de género. El propio profesorado es el que anima al alumnado, por ejemplo, a que estudie, trabaje y persiga su sueños en cuanto a unos estudios superiores que no estén determinados por el sexo del alumnado. Parece que todas las chicas tienen que estudiar disciplinas relacionadas con los cuidados, con la enseñanza, con humanidades. Trabajamos por eliminar esos roles que parece que tienen los estudios, hablando de referentes, de científicas, de ingenieras... Nuestra labor es importante pero nos queda aún mucho camino.

¿Está el personal docente formado en esta perspectiva?

Nos estamos formando ahora. Precisamente por el Plan de Igualdad que tenemos que elaborar. Hemos asistido a cursos y te orientan sobre el sesgo de género en la epistemología, cómo el conocimiento nos lleva a transmitir indirectamente roles de género y pautas sobre cómo cambiar estas actitudes. Hemos hecho, por ejemplo, una “mini biblioteca” de la igualdad en la que se destacan en los libros las figuras femeninas que fueron relevantes en diferentes campos profesionales, pero que han sido invisibilizadas. Esta biblioteca es un ejemplo de que tenemos que formarnos, transmitirlo al alumnado e incidir en 1º y 2º ESO. Un proceso que se va a ejecutar el próximo curso como parte del Plan de Igualdad impulsado por el Gobierno de Aragón a través de del Departamento de Educación. Hasta ahora, no había habido ninguna normativa que se diera en los centros que sirviera como guía.

¿Se ha invisibilizado la igualdad de género y el educar en feminismo en las aulas?

Yo creo que la Administración deja un poco en manos del profesorado esa cuestión. Da por hecho que tenemos que educar en igualdad como también transmitir el vivir en convivencia, en el respeto. Pero creo que, ahora, lo que han querido establecer es un patrón de funcionamiento. La ley por la que se rige la educación española tiene recogido estos valores pero no están pautados. Y ahora, el Gobierno de Aragón si que lo ha hecho con la igualdad de género y estamos en ello.

 

El IES Bajo Aragón se enfrenta a un reto como es la masificación. Somos muchos alumnos, no existe un centro como el nuestro. Si hay centros más grandes es porque tiene FP pero no conozco ningún centro con nueve clases de 1ºESO. Si sigue aumentando la población, se tendrá que buscar otras maneras de gestionar el actual centro o plantearse la construcción de un segundo.

 

¿Cómo ha reaccionado el alumnado cara a estos hechos? ¿Se han abierto debates en las aulas?

Nos reunimos el claustro de profesores tras lo sucedido el 8M. Creía personalmente que los primeros en hablar de esto teníamos que ser el personal docente. A partir de contar que había ocurrido, dí la palabra a mis compañeros. Ellos han transmitido que muchos alumnos los días posteriores preguntaban, pero más por la curiosidad por los culpables sin incidir en el trasfondo del asunto. De ese claustro, entonces, surgió un manifiesto y hemos decidido que se lea en las tutorías y que sea el propio tutor o tutora que hable del tema con los alumnos, que hable en el sentido que les haga meditar y dejar claro que eso no deja de ser vandalismo y que los mensajes son totalmente misóginos. El objetivo del equipo directivo y del claustro ha sido transmitir lo sucedido y mostrar nuestra posición de rechazo, pero no queremos que se convierta en un monotema durante un largo periodo. Queremos pasar página y seguir trabajando como lo estábamos haciendo.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el IES cara a este suceso?

Diría la indefensión ante estos actos vandálicos que es difícil evitarlos. Nosotros nos hemos planteado el colocar mejores cámaras de seguridad. Es verdad que tenemos una, pero no con una buena calidad y no nos ha permitido conocer quiénes han sido los autores. En cuanto a lo que significan estas pintadas, el centro se enfrenta a un brote de este tipo de pensamiento totalitario, pensamientos que van en contra de los valores que quiere transmitir un centro educativo.

¿Se puede entender estas pintadas como un ataque a la escuela pública?

No creo que sea contra la escuela pública porque lo sería si lo hubiera hecho gente de fuera. Pero teniendo en cuenta quiénes son los que lo han podido hacer y todo apunta a gente de dentro, no se lo toman como escuela pública o no. Además, si esto hubiese ocurrido en una capital donde hay tanta diferencia entre colegios públicos, privados y concertados… Pero es que aquí, sólo existe una vía de secundaria. La gran parte de la población viene a este centro público. Yo lo veo más como un acto vandálico con ganas de identificarse con unos ideales de un partido el cual el mismo se ha desvinculado. Son adolescentes que quieren mostrar sus pensamientos y de paso, si tengo algún problema con el equipo directivo, que encima son mujeres, pues las insulto.

Al llegar el 8 de marzo al instituto y ver las pintadas, los sentimientos que nos inundaron fueron de decepción total e indignación. Había alrededor de unas treinta pintadas nombrando a VOX por todo el centro: paredes, puertas y ventanas. Esas en concreto no atacan a nadie. Es un partido y puedes comulgar con sus ideas o no. Lo indignante era la pintada grande que decía: “todas las chicas a la prostitución”.

Las mareas verdes en defensa de la educación pública han manifestado en los últimos años los recortes sufridos a raíz de la última reforma, la LOMCE, popularmente conocida como Ley Wert, ¿dichos recortes han puesto en riesgo los valores de respeto, igualdad, diversidad y búsqueda del bien colectivo en los que se cimienta la escuela pública?

Creo que los valores van con la forma de ser de los que estamos aquí, con el profesorado que al final es el que transmite los valores al alumnado. Y luego, en la forma de cómo ve la sociedad a la escuela pública. La gente no ha sido consciente de todo lo que pierde el conjunto de la sociedad minusvalorando la educación pública. Todos estos recortes que ha habido afectan directamente a la educación de sus hijos. No es lo mismo tener en una clase a quince o veinte alumnos que tener a treinta. En esos casos, en lugar de ser docente acabas siendo guardia jurado. También es verdad que el alumnado de aquí es bastante bueno con respecto a otros lugares.

La educación pública siempre ha destacado por abarcar tanto conocimiento curriculares como el fomentar un actitud crítica. ¿Sigue existiendo espacio al pensamiento crítico en las aulas o están avocadas a ser plataformas de acceso al mundo laboral?

Eso último es lo que ha pretendido la LOMCE, se busca formar a trabajadores. Se han eliminado muchas horas de Filosofía, antes era obligatoria para los alumnos de bachillerato y ahora es optativa solamente para aquellos que cursen la rama de Humanidades y Ciencias Sociales. La Filosofía es fundamental para ayudar a crear un propio pensamiento, que enseñe a los chavales a razonar y a entender los diferentes pensamientos a lo largo de la historia. La LOMCE ha querido dar un impulso a materias que se supone que van a ser útiles para la vida. Personalmente, creo que ha dado un impulso a las materiales tradicionales y le ha quitado el valor a asignaturas más especializadas y técnicas haciéndolas desaparecer del currículo o quitándolas de la prueba de selectividad. Yo creo que la LOMCE iba en ese sentido, hacer de los estudiantes futuros trabajadores y eliminar ese pensamiento crítico pero aun así, creo que muchos docentes seguimos impulsando el espíritu crítico desde otras materias.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentará el IES Bajo Aragón en los próximos año?

El IES Bajo Aragón se enfrenta a un reto como es la masificación. Somos muchos alumnos, no existe un centro como el nuestro. Si hay centros más grandes es porque tiene FP pero no conozco ningún centro con nueve clases de 1ºESO. La gestión de los espacio de aquí en adelante va a seguir siendo un reto importantísimo. Si sigue aumentando la población, se tendrá que buscar otras maneras de gestionar el actual centro o plantearse la construcción de un segundo. Otro reto importante es seguir educando en esos valores por los que se ha regido la escuela pública. Tenemos clara la parte académica pero la parte de valores hay que definirla más.

La LOMCE ha pretendido formar trabajadores en vez de personas con espíritu crítico. Se han eliminado muchas horas de Filosofía, que antes eran obligatorias. La Filosofía es fundamental para ayudar a crear un propio pensamiento, que enseñe a los chavales a razonar y a entender los diferentes pensamientos a lo largo de la historia.

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política