Alcañiz: capital catalana del maltrato animal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Rosario Serrano, presidenta de la Protectora de Animales nos valora la noticia de que Alcañiz acoja una corrida de toros para la afición taurina de Cataluña, dado que allí están prohibidas.

Como presidenta de la Asociación Protectora de Animales, cual fue mi sorpresa no grata, el día que vi reflejado en el periódico, la noticia de que Alcañiz iba a acoger una jornada protaurina para aficionados catalanes. La noticia decía que la afición taurina catalana ha escogido la capital del Bajo Aragón para celebrar una jornada reivindicativa de la tauromaquia, y se engrandecen al decir que es una zona con afición taurina porque su plaza vive un buen momento.

El parlamento de Cataluña prohibió en 2010 las corridas de toros y creo que esta decisión la deben respetar y no ir a otros lugares para burlar una ley que aprobó su propio parlamento.
Me considero, y lo soy porque lo siento así, protectora y defensora de animales totalmente en contra del maltrato animal y por supuesto antitaurina desde siempre. Y me pregunto, ¿a nadie le ha dado por pensar que están promocionando una vez más el maltrato animal? Porque eso es lo que están haciendo.
Sólo piensan en los beneficios que esto supondría. En las 3000 personas que van a venir y que beneficiarán al sector de la hostelería, porque dicen que: “por lo menos comerán aquí…”

Pienso se pueden promocionar otras facetas mucho más bonitas y placenteras de nuestro territorio (sin que exista derramamiento de sangre) como que se nos conozcan por nuestros bellos paisajes, nuestros típicos pueblos, la gastrono-mía, nuestras fiestas populares y tantas otras cosas que se podrían promocionar mucho más como la Semana Santa, San Jorge o Motorland, que también atraen a muchísimas personas y podrían atraer a muchas más con una buena publicidad y promoción. Muchísimas más que las 3000 personas que van a traer con el invento este de convertirnos en la plaza de toros de Cataluña.

La prohibición de las corridas de toros en Cataluña no ha impedido que se sigan haciendo los correbous. Esta decisión recibió muchas críticas ya que dejaba de manifiesto mucha incertidumbre sobre la finalidad de una ley que prohibía las corridas pero blindaba los correbous. No es pues una protección real y absoluta sobre los derechos de los animales sino más bien parece que sea una decisión de carácter político que protege unas tradiciones ligadas a su arcadia nacionalista, aunque fomenten al maltrato animal y prohíbe otras que están fuera de su órbita catalanista. Esto hace que la otra parte no acepte la ley y están haciendo todo lo posible para intentar seguir realizando corridas de toros en otras comunidades.

Aún con los matices que acabo de comentar yo me sentí muy satisfecha cuando vi que prohibieron las corridas de toros en Cataluña al igual que en las Islas Canarias que son anti-taurinos desde 1991, o en Palma de Mallorca que es antitaurina recientemente y seguiré alegrándome cada vez que oiga que han cerrado una plaza de toros, porque esto me dará a entender que cada día nos volvemos un poco más racionales y humanos, porque consideramos y reconocemos el maltrato animal como un acto sádico y cruel.

Por eso no me gusta ver la celebración de corridas de toros en Alcañiz, pero mucho menos aún que acojamos corridas de toros de otros lugares en donde con muy buen criterio se han prohibido.

Bajo mi punto de vista la tauromaquia, también llamada “fiesta nacional española” es una monstruosidad, una repugnante salvajada, un acto sádico y cruel, en cualquier parte del mundo, pero que encima tengamos que permitir que vengan de otra comunidad ha celebrar sus corridas de toros en la nuestra, porque en la suya está prohibido, me parece horrible. Que acepten lo que en su día se les prohibió por Ley. Ω

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política