Opinión Opinión

Se debe evitar beber no por los controles sino por el riesgo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Agosto y las fiestas patronales que salpican nuestros pueblos hacen que sea un mes donde la accidentabilidad se incrementa. Entrevistamos a Julián Cebrián, Teniente Jefe del Destacamento de Tráfico de Alcañiz, que nos explica entre otros temas los riesgos del consumo de tóxicos asociados a la conducción.

Brexit or not Brexit, that is the cuestion

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

John Simperras 

La víspera de San Juan los británicos se preguntaron si querían seguir formando parte de la Unión Europea, con el resultado ya conocido por todos. Este proyecto fraguado tras 2 guerras mundiales gestadas en el corazón de Europa tiene sus virtudes y sus defectos, pero una finalidad clara desde su fundación: el desarrollo económico y social de los países miembros, que llegaron a 28 hasta que Reino Unido (unido de momento) abandonó el grupo.

La UE es un proyecto de prestigio al cual muchos países aspiran a pertenecer, como le pasó en su momento a España o como actualmente ansía Turquía. Sin embargo ¿por qué los británicos han decidido dejarla? Es una pregunta de difícil contestación que vamos a intentar desgranar mediante argumentos de carácter racional y emocional.

Argumentos económicos y sociales

El Reino Unido es la segunda economía de Europa, detrás de Alemania. Además es aportante neto a la Unión, es decir, aporta más dinero del que recibe. Esto es lógico, ya que es un país rico respecto a la media del resto de países. Pero ser aportante neto no significa que sea perjudicial para los países que lo son: generalmente sus economías son las más desarrolladas y sus exportaciones al resto de miembros se han facilitado con la pertenencia a la Unión, por lo que su crecimiento económico se ha visto favorecido.

Gran Bretaña ha sido quizás la “menos” integrada de las grandes naciones europeas que pertenecen a la Unión: No entró en el Euro y además se aceptaron ciertas prebendas en sus exigencias que no tienen el resto de miembros.

Parece ser que uno de los pilares en los que se ha basado la ajustada victoria del Brexit ha sido el discurso hacía la inmigración: Nos quitan nuestros trabajos, se aprovechan de nuestro estado de bienestar, aumenta la delincuencia, etc.

La sensación de los ciudadanos europeos es que Alemania es la que lleva la batuta en los temas importantes de la Unión; es el país más grande y la economía más fuerte. Dentro de la Unión sigue habiendo entre los ciudadanos un arraigado sentimiento de pertenencia nacional muy superior al de pertenencia europea, que genera cierto desapego a las decisiones que vienen desde Bruselas. Creo que dicho sentimiento es superior en Reino Unido, en el que muchos ciudadanos no toleran un guión que no encabece su país. Para el resto de países europeos era importante la pertenencia de Gran Bretaña a la Unión, como nación fuerte para equilibrar la toma de decisiones junto a Alemania, Francia, Italia y España. También ha influido la sensación de exceso de burocracia europea.

Se ha producido una segregación de voto en varios aspectos: la población joven ha votado mayoritariamente por la permanencia y los mayores por salir. La población urbana ha votado por quedarse (Londres más de un 75%). Los ciudadanos con estudios superiores han elegido permanecer frente al resto que ha optado por marcharse. En Escocia (>60%) e Irlanda del Norte salió la permanencia; en Gales e Inglaterra optaron por irse. Dado el nacionalismo escocés, Gran Bretaña corre el riesgo de desmembrarse.

Argumentos emocionales

La democracia se basa en dejar elegir a la ciudadanía. Pero ¿hay que preguntarle todo a la ciudadanía? ¿Tenemos capacidad para decidir lo mejor para el bienestar social a largo plazo en temas que no somos capaces de entender? Muchas veces elegimos entre opciones por filias y fobias sin un argumento racional. Por ejemplo ser del Barça o del Madrid estaría en un extremo (no es racional ser de uno u otro). Como dijo Benjamin Franklin “Sólo hay 2 cosas seguras, la muerte y los impuestos.” ¿Se imaginan que nos preguntan en referéndum si queremos pagar impuestos? No le gusta a nadie pagarlos, pero sabemos que son necesarios. Espero que a nadie se le ocurra hacer un referéndum sobre este asunto.

En el caso del Brexit se preguntó a los ciudadanos por una cuestión de respuesta simple (Sí/No) con unas consecuencias muy complicadas; los argumentos para salir fueron muy perentorios y basados fundamentalmente en el sentimiento nacionalista/imperialista británico y en el rechazo a los que han emigrado a las islas. Las consecuencias políticas internas no se han hecho esperar: Cameron ha dimitido como primer ministro, pero lo más sorprendente es que los líderes que han “ganado” el referéndum a favor del “No” también se han ido; Nigel Farage, dirigente del UKIP y Boris Johnson, carismático ex alcalde de Londres e importante miembro del partido conservador, que no ha querido asumir el relevo de Cameron, aunque si ha asumido el puesto de Ministro de Exteriores; Johnson comparte peluquero con Donald Trump, también partidario del Brexit). ¿Recuerdan ustedes algunas elecciones en las que el candidato ganador dimita al día siguiente? No será tan bueno lo que han ganado cuando hacen mutis por el foro.

En fin, que la Unión está atravesando un periodo realmente complicado, con países ricos que se van ó se plantean irse (hay un fuerte sentimiento euroescéptico en Austria y Holanda), países pobres que lo están pasando realmente mal, como es el caso de Grecia que casi fueron invitados a irse y una crisis humanitaria siria llamando a la puerta.

Yo me siento muy afortunado de haber nacido en La Europa Occidental de finales del siglo XX, ya que creo que estamos en el área de mayor desarrollo económico y equilibrio social que el planeta ha visto en toda su historia. Por ello espero que nuestros políticos sean capaces de resolver esta larga crisis y que nos hagan sentirnos orgullosos de pertenecer a la Unión. Ω

Editorial agosto 2016: Agosto no durará siempre

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Agosto el mes vacacional por excelencia hace que vacacionemos o no, nos tomemos las tareas con una cierta languidez. Las noticias pierden intensidad, los veraneantes no quieren problemas sesudos ni que las noticas les amarguen las vacaciones, las playas están a rebosar de los que están una semana o más y de los que van y vienen a disfrutar del día.

De izquierda a derecha, Antonio Garamendi (Cepyme), Juan Rosell (CEOE), Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT). - JOSÉ LUIS ROCA

Sindicalismo de clase obrera

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Antonio Jiménez Díez | Delegado sindical en Casting Ros y Secretario de Acción sindical en U.C. CC.OO. Andorra

El nacimiento de los sindicatos vino dado por la necesidad de solidaridad obrera, de apoyo mutuo para conseguir que se respeten los derechos de tod@s.  A finales de los 70, y principios de los 80, se trataba de defender la clase obrera. 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política