ASAPME Bajo Aragón: una apuesta por el empleo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El día 10 de Octubre se celebra el día Mundial de la Salud Mental, este año bajo el lema “Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”, se pretende una vez más derrumbar un mito, esta vez laboral.

El trabajo ha sido un asunto pendiente para la normalización de las personas enfermedad mental, en numerosas ocasiones se ha dudado de sus capacidades para desempeñar un puesto de trabajo,  y es que lo que en ocasiones puede parecer simplemente una fuente de ingresos o una ocupación temporal cobra mucha más importancia en colectivos desfavorecidos.

Estas circunstancias, son las que llevan a ASAPME Bajo Aragón, a crear un Centro especial de empleo en el año 2013 el Centro Especial de Empleo “Jardinería Integral S.L.”. Esta empresa persigue el objetivo de romper el mito de que las personas con discapacidades no son válidas para llevar a cabo ciertas actividades o ciertas responsabilidades.  Teniendo como actividad principal la jardinería, abre la puerta personas cuyas posibilidades laborales se veían mermadas (personas con enfermedad mental, con discapacidad intelectual o bien con discapacidades físicas) superen estas barreras, y sean consideradas como iguales. Con el paso de los años ha habido un crecimiento de esta empresa y actualmente incorpora puestos de trabajo como el reparto de comidas a domicilio, limpieza de domicilios y empresa, y en grueso de los puestos de trabajo en el centro de deshuesado de ciruela.

A fecha del año 2017 esta plantilla se compone por 15 operarios con Discapacidad Física, 10 operarios con Discapacidad Intelectual, y 21 con Enfermedad Mental, probando de sobra el error de la sociedad, cabe añadir, que además gracias a esta empresa algunos operarios han logrado encontrar trabajos normalizados, desde los cuales están muy contentos con su trabajo y eficacia.

Esta actividad supone un gran paso en el avance social, posibilitando el crecimiento a nivel personal para los usuarios y las personas que habían dado por perdida su cabida en el mundo laboral.

Al trabajar en plantilla el sentimiento de aislamiento de las personas con enfermedad mental disminuye ya que tienen la posibilidad de formar parte de un grupo, e integrarse en el puesto que no sólo eso sino que forman parte de un grupo con iguales, sin diferencias entre ellos. Esto hace posible el sentimiento de integración y se convierte en una nueva fuente de relaciones sociales, creándose nuevas y diversas redes de apoyo con las que podrán contar también en sus tiempos de ocio y en su vida extralaboral, para lo cual deben poner a prueba sus habilidades sociales.

Estas circunstancias hacen constar la positividad del trabajo para las personas con enfermedad mental, constituyendo de esta manera una actividad laboral terapéutica mejorando su estado de ánimo y autoestima puesto que gracias a ello demuestran su valía y mejorando no sólo en el plano económico sino también en el plano personal.Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política