Trekking a los Annapurnas en Nepal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Poder visitar Nepal y sus montañas es el viaje soñado por muchos enamorados del senderismo, alpinismo, rafting o paraclaiding pero también lo es para aquellos aventureros que disfrutan conociendo nuevas formas de vida interesados en sus religiones, su cultura y su forma diferente de ver y entender la vida.

Para Carmen y para mi nuestra primera visita a Nepal fue en el 2014 cuando realizamos el trekking al campo base del Everest junto a un grupo de simpáticos montañeros que una agencia se encargó de unir para mayor disfrute de 15 días de descubrimientos y contemplaciones de la maravillosa cordillera del Himalaya. En aquella ocasión la inolvidable experiencia ya cumplió con creces nuestras expectativas en cuanto al recorrido por sus valles glaciares, las vistas desde cimas de 5.000m hacia el Everest, Ama Dablan o el Pumori. Cruzamos el glaciar del Cumbu, atravesamos collados a 5.500 m nevados, ascendí a la cima del Island Peack de 6.100 m. por un emocionante glaciar. Luego ya en el valle recorrimos en btt caminos que nos acercaron a conocer la vida de los pueblos en las plantaciones de arroz y finalmente terminamos nuestro viaje de 20 días sobrevolando en parapente el romántico lago de Pokhara.

Pocos meses después nos quedábamos atónitos frente al televisor observando las imágenes del terrible terremoto de la primavera del 2015 donde murieron miles de personas en aquel lugar que tan reciente teníamos en nuestros recuerdos, monumentos históricos irreemplazables hechos escombros, montañeros perdidos en las avalanchas y un sinfín de penalidades por delante para un pueblo ya de por sí de los más pobres del planeta… fue entonces cuando decidí que tendríamos que volver si era posible, pues moralmente estábamos en deuda con esas gentes que tantas sonrisas y buenos momentos nos habían brindado y ahora nos necesitaban todavía más. Muchos países y organizaciones colaboraron en las tareas de reconstrucción de los pueblos derruidos y muchos particulares enviaron su granito de arena y así en sólo 2 años después nos encontramos de nuevo en Katmandú aterrizando en su aeropuerto reparado y paseando por sus calles rehabilitadas, eso sí echando en falta algunas torres, monumentos y estupas pero manteniendo la cara bien alta de un país que trabajando duro estaba resurgiendo de sus cenizas y que nos miraban con alegría e ilusión a los viajeros que llegábamos de nuevo a visitarles y compartir con ellos tantos maravillosos momentos. Esta vez al terminar el trekking me vino a la cabeza la idea de escribir un artículo y editar un audiovisual que pudiéramos ofrecer a los amantes de la montaña de nuestro Bajo Aragón y así mostrarles las maravillas de Nepal y he aquí el presente para cumplir con aquel encargo y así contribuir modestamente a la recuperación de Nepal.

 

20171209-babas-cyc

Los santones “BABAS” también se interesan por la actualidad del Bajo Aragón.

 

El trekking

Ahora sí podemos ya hablar de los detalles, pues el viaje a Nepal no es de los caros ya que los billetes de avión reservándolos con al menos 4 meses los puedes encontrar desde 600€ con varias escalas y puedes encontrar una buena opción con 1 escala en Estambul o en Qatar por 800€ ida y vuelta. El visado lo pagas al llegar y cuesta 25$ en función de los días que pases allí. Las vacunas debes consultarlas pero son las normales (no hay fiebre amarilla) y debes llevar un seguro médico de viaje. Nosotros no tuvimos que emplear los servicios médicos pero es fácil encontrarlos así como medicinas en los pueblos grandes aunque es recomendable llevar un buen botiquín incluyendo al menos antibióticos, antidiarréicos, pastillas potabilizadoras, antitérmicos y aspirinas para el dolor de cabeza producido por el mal de altura.

La gente en general piensa que Nepal es sólo para montañeros expertos que quieren alcanzar las grandes cimas pero nada más lejos de la realidad pues la gran variedad de trekkings ofrecidos nos abre un amplio abanico de aventuras muy llevaderas que podemos adaptar al tiempo que disponemos y la dificultad o esfuerzo que cada persona quiera exponer. Es decir, tienes senderistas que optan por un trekking de aproximación al Campo Base del Annapurna durante 6 días, otros lo hacen en 3 días y otros optamos por el circuito que rodea la cadena montañosa que contiene a los grandes Annapurnas con su principal cima de más de 8.000 m. que queda en el centro y lo puedes recorrer desde 12 días a 25 días si quieres; en nuestro caso empleamos 14 días y andamos una media de 6 horas a un paso muy tranquilo ya que no se trata de correr sino de disfrutar de cada instante, contemplando las inmensa montañas nevadas, hablar con sus moradores y compartir un almuerzo en sus lodges, maravillarse con el paisaje que va cambiando desde las zonas selváticas y verdes de los primeros días hasta la aridez lunar de los días con máxima altitud. El mejor consejo que os podemos dar para ir tolerando la altura y que esto no sea ningún problema es ganar la misma muy despacio, máximo 400 m. por día, si es posible a la tarde tras el descanso conviene moverse y subir unos metros más para luego bajar a dormir y además la regla de tomar 1 litro de agua por cada 1.000 m. que vas ganando, es decir si estás a 4.000 m. debes tomar al menos 4 litros diarios y debes saber que el precio del agua sube con la altitud así que llévate pastillas para depurarla y busca los lugares donde varias asociaciones locales te venden agua filtrada a buen precio para evitar la contaminación por plástico de las botellas usadas.

Para este trekking debes ir muy ligero pues el sobrepeso lo pagas seguro en tu espalda y tus fuerzas se merman, por lo tanto no te recomiendo llevar tienda de campaña y el saco si lo llevas, que no es indispensable, que sea ligero pues dormirás en “TEHOUSE” que son pequeñas casas de gente local que han habilitado habitaciones con camas para los trekkers, algunas con baño y ducha de agua caliente lo cual es una gozada tras el día de caminar, además te dan de cenar y desayunar a un precio muy asequible pues el presupuesto ronda entre los 15€ y los 20€ todas las comidas del día y el alojamiento, como veis nada caro. Además en los grandes pueblos y ciudades tienes hoteles bonitos por 20€ la habitación doble.

 

20171209-estupas-annapurnas

 Las estupas budistas te invitan a la meditación durante el camino.

 

Para mi una de las mejores cosas de este país es la sensación de seguridad que tienes en todo momento y son muy raros los casos de robos a turistas lo cual hace que tu experiencia sea muy agradable al poder pasear por todas las calles incluso de noche, como siempre teniendo ciertas precauciones de no ostentar artículos de lujo lógicamente. Además no eres perseguido pidiéndote dinero como ocurre en otros países, eso sí hay ciertos vendedores en la zona turística de Thamel en Katmandú que sí son pesaditos intentando venderte sus artesanías etc.

Si es tu primera vez normalmente la gente contrata en una agencia con un guía y no es mala idea pues te encontrarás más tranquilo en todo momento y escogerá por ti los mejores alojamientos en calidad/precio y además practicarás tu inglés en largas conversaciones relativas a los paisajes, las costumbres y todo aquello que despierte tu interés, entonces te recomiendo contactar desde España y mirar las opiniones de otros viajeros y eso sí exigirles que el guía sea responsable y que lleve sus seguros y sus papeles oficiales. Si decides ir por tu cuenta lo puedes hacer y ahorras los 20€/día que pagas por el guía, simplemente pagas las tasas a la entrada a los parques nacionales y los permisos si haces montañas más altas. En nuestro caso esta vez llegamos a Katmandú y localizamos una agencia que estaba especializada en viajeros españoles y contratamos un guía-porteador que resultó ser una magnífica persona, Ram un joven entusiasta de las montañas con el cual compartimos esta maravillosa experiencia y lo recomendamos enormemente. Trabaja en la agencia GREATVISION que podéis ver en su web y facebook. Con Ram optimizamos el peso adecuado y diseñamos nuestra ruta a medida buscando las mejores opciones, incluyendo al final varias visitas a monasterios budistas e hinduistas muy interesantes para los cuales buscamos transfers o bus locales. También visitamos un lugar con aguas termales naturales muy agradable que completó nuestra aventura de forma notable.

En Nepal la religión mayoritaria es el Hinduismo y nos maravillamos con su colorido, sus ofrendas, ritos y monumentos que en todo momento eran explicados por nuestro amigo Ram, también hinduista, pero a mi el culto que más me fascina desde hace años es el Budismo y allí es un magnífico lugar para empaparse de sus monasterios en los que puedes acceder y sentarte a escuchar una misa con cánticos y variedad de instrumentos musicales muy raros para nosotros. Los budistas son gente con mucha paz interior y hablando con ellos te das cuenta de que a todos nos iría mejor si aplicáramos su máxima que es pensar en hacer el bien a toda la naturaleza y en consecuencia te envuelve y recibes el bien, pensar más en global y no tan individual como hacemos en el primer mundo, y de esa filosofía yo decido beber e intentar aplicarla en mi día a día, ¿por qué no?, para eso viajamos también para ser mejores personas.

También deciros que es un viaje ideal para ir con tu pareja o un gran amigo pues dispondrás de un tiempo precioso para dialogar profundamente y reencontrarte, un tiempo difícil de conseguir en nuestro día a día estresante muy a menudo en occidente, además un buen libro te llevarás y su lectura te ha de marcar pues las tardes frente a las grandes montañas te abrirán aún más tu mente, podrás terminar el día practicando yoga y meditación conociéndote cada vez más a ti mismo y seguramente tras el bonito e irrepetible atardecer te reunirás con los demás viajeros para hablar de próximas aventuras, lugares bellos de nuestro maravilloso planeta y quizás al calor del fuego y de un té de jengibre juegues al dominó con la gente local antes de tomar tu sopa de ajo y el plato de dalbat (comida típica de arroz, lentejas y verduras).

NAMASTÉÉÉÉÉ = Que lo mejor de tu espíritu y del mío se encuentren en un destino de infinita paz y felicidad.

Os adjunto un plano donde podéis ver la ruta y preparar vuestro viaje y unas imágenes que reflejan parte de nuestros recuerdos.

 

 Plano con el perfil de altitudes y pueblos del trekking.

 

 

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política