ABATTAR: 30 años ayudando a los adictos

  • Imprimir

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Desde sus inicios han pasado 758 personas por la asociación, muchos de los cuales han sido monitores de nuevos enfermos, según su presidente esos voluntarios son “la grandeza de la asociación”

La Asociación Bajoaragonesa Turolense de Toxicómanos y Alcohólicos rehabilitados José Bielsa “El Lindo”, ABATTAR, nace en 1982 como respuesta a una falta de tratamiento para el alcoholismo en la zona rural. Los propios enfermos crearon un grupo de autoayuda en Andorra. En sus inicios se trataba la adicción a una sustancia, el alcohol. Con el paso de los años se ha derivado de tratar la sustancia a la adicción en sí, ya que también existen las adicciones conductuales como la ludopatía. Desde la asociación se considera que ambas generan las mismas circunstancias negativas, económicas, laborales, familiares, o sociales. El alcohol es la “droga madre”.

El presidente de ABATTAR, Manuel Martín aseguró que “a partir del alcohol puedes llegar a cualquier lado, mientras tengas la cabeza fría eres capaz de decir si o no, pero si has consumido alcohol o estas en estado de intoxicación es mucho más difícil decir no”.

Una terapia que funciona

La rehabilitación exige dejar de consumir, pero también se tratan las consecuencias derivadas de ese consumo, la pérdida del trabajo, la familia,… además los enfermos tienen que tener un cambio de actitud y de hábitos. Las adicciones se consideran una enfermedad y como tal, se le dan a las reuniones un carácter puramente científico, relegando de ideas religiosas o moralistas. En primer lugar y antes de acceder a las terapias conjuntas los enfermos que acuden al centro han pasado por el médico, la psicóloga y la trabajadora social, pero “el alma de la asociación son los grupos de autoayuda porque es donde el enfermo se da cuenta que no está sólo, que hay otros como él y que otras personas han superado su adicción” certificó Manuel Mar-tín. Ellos son los que facilitan las armas para evitar recaídas en momentos determinados, es el llamado “efecto espejo”, utilizan estrategias que han usado otros en su situación.

Los servicios profesionales: El médico, la psicóloga, y la trabajadora social.

Cuando una persona llega a ABATTAR pasa una revisión con el médico de la asociación que le hace un seguimiento para ver si tiene alguna patología derivada del consumo por el cual ha entrado en contacto con la asociación. Es quien administra los medicamentos, como ansiolíticos o antagonistas del alcohol. A continuación se realizan sendas entrevistas con la psicóloga y la trabajadora social. Durante todo el periodo del tratamiento además de asistir a los grupos de terapia el enfermo va a tener una serie de consultas individualizadas a petición de los técnicos o de sí mismo.

El mantenimiento de todos estos servicios se consigue gracias a la colaboración de una buen parte de las instituciones de la zona, Diputación general de Aragón, Diputación provincial de Teruel, ayuntamiento de Andorra, comarcas de Andorra- Sierra de Arcos, Bajo Martín, Bajo Aragón, Matarraña y Cuencas Mineras. Además los usuarios que pueden (excepto personas que han sufrido económicamente por su adicción y que en ocasiones no poseen recursos) pagan una cuota de ingreso.

Una asociación muy premiada

Entre los muchos galardones que ha recibido ABATTAR, su presidente afirmó que personalmente el galardón del que más orgulloso se siente es el reconocimiento a la labor de la asociación que el ayuntamiento de Andorra realizó dedicando una plaza a su fundador. Esta agrupación andorrana se ha convertido en un referente en el movimiento de adictos y rehabilitados en España. Durante estos años han pasado 785 enfermos y alrededor de 500 familiares. La Cruz de San Jorge de la Diputación provincial es otro de sus galardones especiales ya que es la única asociación que tiene ese distintivo; junto con la Medalla de Plata al mérito del Plan Nacional sobre drogas que concedía la extinta Federación Española de Alcohólicos Rehabilitados. Ade-más los voluntarios de ABATTAR recibieron el Trofeo del Labrador y el Minero del ayuntamiento de Andorra, uno de los que más destaca la asociación, ya que premiaba a aquellas personas que asistieron a un tratamiento de rehabilitación y ahora ayudan a otras personas a superarlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política