“Los 8 de Yesa” congregan a un centenar de personas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
La Platafoma de Los 8 de Yesa en el Bajo Aragón

CyC Redacción | Andorra, Alcañiz y Aguaviva conocieron de primera mano la situación de los ocho imputados tras una de las protestas en Artieda (comarca de la Jacetania) en 2012 contra el recrecimiento del pantano de Yesa.

Un centenar de personas acudieron a las tres charlas sobre los conocidos como “8 de Yesa” organizadas por la asociación “El Bergantes no se Toca” en Andorra, Alcañiz y Aguaviva. Los conferenciantes expusieron la situación de los ocho imputados en las protestas  contra el recrecimiento del pantano de Yesa en Artieda en 2012,  por las que la fiscalía pide  una pena de 37 años de cárcel en total y 22.000 euros de multas. Además se proyectó “Los malos sueños de René Petit” documental sobre el pantano, el proyecto de ampliación y los pueblos y gentes de su entorno. Los  testimonios en contra del recrecimiento del pantano de ingenieros, vecinos, y alcaldes de los municipios colindantes emocionaron a las personas que asistieron a las tres charlas celebradas en el Bajo Aragón Histórico. Los asistentes colaboraron en la recaudación de fondos para apoyar a los imputados comprando merchandising de la plataforma en defensa de los 8 de Yesa.

Desde Yesa, un problema navarro-aragonés

El pantano de Yesa (Navarra) se construyó hace más de 50 años, siendo inaugurado en 1959. Casi una decena de pueblos fueron abandonados y se realizó un movimiento forzoso de 1500 personas. En los años 80 se comenzó a tratar la posibilidad de realizar un recrecimiento en el embalse de 500 hm³ a 1500. Las obras comenzaron en mayo de 2001, aunque se vieron afectadas por problemas en la consolidación de la orilla izquierda, donde aparecieron grietas en 2004, y 2006 se produjo un deslizamiento de tierras que amenaza con caer al vaso del embalse. En 2007 se reabrieron grietas y agujeros y la pista que recorre la ladera izquierda se derrumbó. El recrecimiento supondría la desaparición de Sigüés y grandes superficies en Artieda y Miano. Según la organización en contra del recrecimiento “la política hidráulica de pantanos ha cambiado, la idea de inundar pueblos no venden, pero si te anegan tus tierras de cultivos también tienes que abandonar el pueblo porque te dejan sin tu modo de vida”.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política