El 15M 5 años después. Una visión desde el Bajo Aragón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cinco años después algunos de los miembros del 15M Bajo Aragón analizan los cambios tras el movimiento social que sacó a millones de españoles a la calle y los convirtió en “indignados”. 

 ¿Qué ha cambiado en la sociedad y en la concepción de los ciudadanos de la política en estos cinco años?

Ana Ramírez: Para mi la política era algo lejano. Mi concepción cambió a raíz del 15M, comencé a considerar que el político tenía que trabajar por y para la ciudadanía y no al revés.

Pilar Hueso: La información fue el principal cambio. Una de las cosas con las que más ilusión se trabajaba era en informar a la gente de todas las cosas enrevesadas y oscuras, y que era más cómodo no entender y no mirar,  con conferencias y buzoneando. Actualmente creo que lo más importante es que estamos mas informados, sabemos más, y con eso es más difícil manipular al ciudadano. Este es uno de los grandes triunfos del 15M. Nos costó mucho que la gente nos escuchara, pero al final la gente lo hizo. Recuerdo la plaza de Alcañiz llena, un día de mucho  frio y la gente estaba allí, escuchando una conferencia que creo recordar era sobre el hospital o sobre el agua.

Juana Louro: La gente también ha buscado algo diferente en la política, por eso también surgieron las mareas. Empezaron por ser movimientos más individuales, pero evolucionaron hasta ser una fuerza política tremenda con ganas de cambio. Con el paso del tiempo también he visto cosas políticamente que no me han gustado nada. He creído siempre en el 15M pero no quería el cambio que hay ahora, así que políticamente hablando estoy un poco desilusionada. A lo mejor buscaba otro tipo de cambio, más transparente, y una vez que te metes en política ves cosas que te decepcionan y te vuelves incrédulo, pero hay que dar oportunidad a la gente y espero que cumplan lo que dicen.

Carmen Sanz: Yo nunca me había implicado en política. Para mi fue un despertar de conciencia. Ver lo que estaba pasando, y lo que estaban haciendo nuestros políticos apoltronados en su sillón, que no hacían lo que debían, que era trabajar para la ciudadanía. Yo creo que el 15 M fue eso, un despertar de conciencias. Creo que nuestra función era informar, dar información que no salía en los medios de comunicación.

¿Porqué nació un movimiento como el 15M?

Pilar Hueso: Por la frustración que estábamos arrastrando, sobretodo la gente joven , al ver como todo se desmoronaba y no había futuro, mientras los políticos seguían ahí haciendo lo que les interesaba. Yo recuerdo la ilusión con la que veíamos con mi hija las concentraciones de la Puerta del Sol y cuando se produjo aquí la ilusión era tremenda, porque de alguna manera rellenabas esa frustración. Se podía hacer algo, aunque no condujera a ningún sitio. No sabíamos qué iba a pasar pero sí sabíamos que queríamos protestar, que queríamos que se nos oyera y que se estaba dando el momento adecuado para hacerlo. Vinimos a la plaza la primera vez y estábamos pocos, pero cada vez éramos más y la ilusión fue creciendo simplemente por la posibilidad de hacer algo.

Al acabar el 15M lo que más se echaba en cara era que el movimiento social que había llevado a la gente a la calle no había sabido entrar en política; ahora que han surgido partidos nuevos se les acusa de apropiarse del espíritu del 15M. ¿Qué os parece?

Pilar Hueso: No se puede cambiar la sociedad si no se participa en la política.

Ana Ramírez: Nos parece que la política es algo que tienen que hacer otros, pero quizás poco a poco nos damos cuenta que todos somos parte de esto, y que hoy me puede tocar a mi y otro día a otro.

Pilar Hueso: En un principio no se hablaba de partidos políticos pero tras meses y meses de trabajo se llega a la conclusión que para llegar al cambio hay que participar de la vida política, y que para intentar cambiar algo necesitas un partido político, al que se pueda votar. Si nos quedamos sólo en el movimiento social seguirían estando los políticos en su mundo y seguirían haciendo sus leyes sin contar con los ciudadanos. Una de las pancartas que más chocó en mi casa fue una pancarta que decía, más o menos “No podría mirar a mis hijos a la cara en el futuro porque me preguntarían ¿cómo no has hecho nada para impedir esto?”. Creo que es cierto, cómo no hacer nada ante lo que esta pasado.

Marcos Llevot: Yo creo que los partidos pueden estar muy agradecidos a toda aquella rebeldía de la gente. Los nuevos partidos les deben a ellos su nacimiento, mucha de la situación actual se debe a toda esa gente que salió a la calle a protestar.

Después de cinco años y con unas  nuevas elecciones a la vuelta de la esquina. ¿Podría resurgir un movimiento como el 15M si en esta segunda vuelta no se forma gobierno?

Ana Ramírez: Yo espero que esto cambie, antes de ver si realmente debemos volver a salir a la calle. Quiero ver si los partidos que se han apoderado del 15M lo han respetado. Yo creo que hay que darles una oportunidad.  Se habló mucho de que el 15M fue un intento de aprovechar la oportunidad para que saliese un partido político, yo quise no creerlo. Yo salí a la calle por convicción y la gente que estaba allí también. Espero que la cosa cambie y que se pongan de acuerdo.

Carmen Sanz: Lo bueno que veo es que se ha roto el bipartidismo. Llevábamos muchos años con el bipartidismo. La ley electoral estaba hecha para eso y esta tendencia se ha roto. Yo creo que tiene que haber una representación y participación ciudadana, que es lo que decíamos en el 15M, no estamos acostumbrados pero tenemos que hacerlo. Los políticos tienen que bajar a la tierra, donde vivimos todos, dejar el congreso y esas alturas, y ver los problemas de la gente real.

Marcos Llevot: Yo no sé si la gente volvería a salir a la calle. No sé si la sociedad tiene más ganas de manifestarse o de organizarse al margen de todo, en vez de darse de cabezazos contra lo mismo; porque si realmente lo que no funciona es toda esa burocracia, ese sistema, igual no es muy útil. No me da la sensación que la gente tenga ganas de volver a salir a la calle, pero puede ser más alegre construir un nuevo entorno.

¿Si volviera a surgir un movimiento social espontaneo haríais lo mismo que durante el 15M?

Tod@s: Sí

Ana Ramírez: Es que no sólo está el 15M, de ahí surgieron también las marchas por la dignidad. Aquello fue impresionante. La cantidad de gente que fue a Madrid y la que estaba allí en las marchas.

Juana Louro: Eso quiere decir algo.

Ana Ramírez: La gente se movió, quiso decir estamos aquí en la calle, y somos muchos. A mi me emocionó mucho ver la marcha cuando pasó por Alcañiz, gente que iba andando y que les dimos de comer; iban andando de pueblo en pueblo hablando con los vecinos hasta Madrid. Yo participé en dos de estas marchas y había muchísima gente implicada.

Carmen Sanz: Del 15M surgieron todas las Mareas, la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos y Derechos Sociales del Bajo Aragón Histórico que consiguió paralizar la privatización del Hospital de Alcañiz.

Ana Ramírez: En esas Mareas está la semilla del 15M.

Marcos Llevot: Yo ahora saldría a la calle no a protestar sino a dar ejemplo. No a pedir cambios sino a demostrar que el cambio puede estar en nosotros mismos. Ω

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política